24° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Frutihortícolas: “El desequilibrio climático nos atrasa la cosecha”

Ante las constantes oscilaciones entre el frío y el calor que signa a diciembre, desde la asociación que nuclea a productores de General Pueyrredon mostraron preocupación por el impacto de los fuertes cambios en las temperaturas. “Esto no se veía hace mucho tiempo”, aseguraron.

Por Redaccion

lunes 10 de diciembre, 2018

El fuerte cambio en las temperaturas de diciembre en Mar del Plata, que llegó a hacer sentir un frío con registros casi históricos, se mira con preocupación en los campos de la ciudad y la zona por parte de los productores, que reconocieron “atrasos” en la cosechas como consecuencia del “desequilibrio climático”.

“Nuestro sector siempre depende mucho del clima y eso es un problema. Las plantas están sufriendo un estrés por el cambio del clima. Hay un desequilibro que nos afecta y que nos demora más la producción, si bien no provoca pérdidas”, expresó Ricardo Velimirovich, titular de la Asociación de Productores Frutihortícolas de General Pueyrredon.

El referente del sector recordó que en noviembre ya se había vivido una “helada” que tuvo una fuerte afectación para distintas producciones pero insistió en que el escenario climático que se transita en este diciembre “no se veía hace mucho tiempo”. “Eso genera grandes desequilibrios”, afirmó.

“La planta que está en invernadero está mejor pero lo que está en campo sufre más estrés y tiene mayores consecuencias. Hay que ocuparse del riego y saber si va a llover o no”, dijo, y aclaró: “El desequilibrio no sólo afecta en lo producción sino en lo laboral porque tenemos que dedicarnos mucho más para ver qué es lo que pasa día a día”.

La temperatura máxima de este jueves había alcanzazdo apenas los 14 grados, uno por encima de la marca más baja registrada en 60 años. Según las estadísticas de valores extremos del SMN -que abarcan desde 1961 hasta 2018- la temperatura máxima más baja registrada en Mar del Plata fue de 13°, el 4 de diciembre de 1971. Un día después, el termómetro marcó también la mínima histórica: unos gélidos 0,2 grados bajo cero.

El profesor José Javier Merlos, especialista en meteorología, le había explicado a este medio que esta situación poco habitual se debe a “un flujo de aire frío que se reforzó en la tarde de este miércoles con un nuevo impulso, de la mano de un gran sistema de alta presión que está ahora sobre el sur de la Provincia de Buenos Aires, que ha generado viento sur por varios días consecutivos”.

Desde el Departamento de Control de Plagas de la comuna también habían mostrado preocupación y aseguraron que este escenario favorecía la reproducción del mosquito aedes aegypti, que es transmisor del dengue y otras enfermedades. “Esto no quiere decir que vaya a llegar. Pero estas alternancias entre frio y calor favorecen notoriamente el acortamiento del ciclo de reproducción de estos mosquitos“, sostuvo a este medio Conrado Murdocca, titular de la dependencia.

 


 

Comentarios