Teatros: Rottemberg dijo que la caída en ventas en enero fue del 33%

En sintonía con la tendencia que se vislumbraba en la primera quincena, el productor le confirmó a El Marplatense el porcentaje, después del resultado que arrojó la auditoría de la Asociacion Argentina de Empresarios Teatrales. "Esto es algo que siempre responde por el consumo que hay en el país", analizó.

Por Redacción

domingo 3 de febrero, 2019

El reconocido productor Carlos Rottemberg confirmó que la caída en la venta de entradas de los teatros que hubo en enero fue del 33 por ciento, en sintonía con la tendencia que ya se vislumbraba durante la primera quincena del mes.

El porcentaje se desprende de la auditoría que lleva adelante la Asociacion Argentina de Empresarios Teatrales sobre cada uno de las obras. Al trazar la comparativa, el empresario le dijo a El Marplatense que este tramo de la temporada está "algunos puntos por encima de la de hace dos años que fue la más floja de todas" y que representa una "caída importante interanualmente" con la de 2018.

Sin embargo, la merma en las ventas es algo que se reproduce en las otras dos plazas teatrales más importantes que tiene el país: Villa Carlos Paz y la Ciudad de Buenos Aires. En el primer caso, según dijo el productor, la caída trepa al 25 por ciento mientras que en el último asciende al 20 por ciento.

Al igual que otros referentes del sector, Rottemberg atribuyó las causas de este escenario al impacto de los vaivenes en la economía nacional que restringieron la capacidad de consumo para el bolsillo de la clase media. "Hace 44 años que hago esto y hace 41 en Mar del Plata, y siempre las altas y bajas a borderau respondieron a las altas y bajas de consumo en el país", sostuvo.

"No existe un momento de alto consumo en el país con una caida del teatro; esto es algo que va de la mano naturalmente. El teatro es una actividad suntuaria que acompaña el poder adquisitivo", remarcó el empresario teatral.

Rottemberg sostuvo que la "única manera de saber la realidad nuestra es poner nombre y apellido a las cosas". "Lo que digo yo son cosas palpables y objetivas. No me gusta hablar de percepciones. El empresario que habla por percepciones no cumple con su rol", señaló.

"El empresario tiene que ser lo mas frió posible y festejar cuando está en alza su actividad como también decir con tristeza y reconocer la realidad. No pasa por otro lado que por una cuestión de credibilidad personal", concluyó el empresario.

Comentarios