21° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Improvisa2, quince años haciendo humor en Mar del Plata

Gabriel Gavila, Mariana “Cumbi” Bustinza y Tomas Cutler son Improvisa2, la compañía teatral que hace quince años visita Mar del Plata en verano y durante el año. Ya adoptados por los marplatenses como locales, los actores hablaron con El Marplatense sobre su vínculo con la ciudad.

Por Redacción

lunes 11 de febrero, 2019

Improvisa2, la compañía de teatro formada por Gabriel Gavila, Mariana “Cumbi” Bustinza y Tomas Cutler, hace quince años ininterrumpidos que apuesta por la ciudad para hacer teatro. El Marplatense habló con los protagonistas sobre su vínculo con la ciudad.

-Son cuasi marplatenses, ¿hace cuantos años vienen a hacer temporada?

Cumbi – Cumplimos quince años viniendo a Mar del Plata para hacer temporada. No somos de la ciudad pero muchos piensan que sí. Una vez me dijeron “yo pensaba que eran de Mar del Plata, si siempre están acá”.  Y tenía razón. Venimos en el verano, en invierto y hasta en semana santa. Somos muy fieles al público de Mar del Plata.

Gabi – A mí también me pasó. Fui a una radio y el periodista hizo una introducción diciendo algo como “Qué bueno tener un artista local y que le vaya tan bien siendo marplatense”, y yo de fondo le hacía señas de que no. Pero existe ese pensamiento de que vivimos acá. Vamos y venimos mucho. Nunca hicimos otro verano que no sea acá.

-¿Cómo creció su relación en estos 15 años?

Tomi- ¡Varias parejas han pasado! Es difícil que la pareja entienda el concepto de Mar del Plata, 15 años. A nivel de grupo, hemos hecho terapia grupal.

-¿Terapia de grupo?

Gabi – Sí, la hicimos para mejorar nuestro vínculo, que igual siempre fue bueno. Jamás nos tiramos cosas por la cabeza. En lo personal, creo mucho en la terapia y me parece que ayuda a mejorar la calidad de vida de la persona. Sobre todo para trabajar los vínculos porque,  a veces,  convivimos más juntos que con nuestra familia.

-La convivencia durante toda la temporada, ¿cómo es? , ¿viven juntos?

Tomás – Vivimos en un hotel para evitar peleas maritales y no pensar en quién cocina, quién limpia, en las cosas cotidianas.

Cumbi – Vivir en hotel, evita que seamos la casa de Gran Hermano.

-¿Recuerdan sus primeros pasos por la ciudad?

Gabi –Llegamos a la salita del Museo del Mar, que tenía menos de cien localidades y hacíamos catorce funciones semanales. Me acuerdo que Tomi dijo “me parece que tenemos que ir a un lugar más grande” porque llegábamos a estas funciones y ya teníamos tres días agotados.

Cumbi –  Se generó medio como un mito porque en el Museo del Mar estábamos alejados de todos, en esa loma donde no había nada. Venía solo gente de la zona y pocos turistas.

Tomi – Estábamos solo nosotros a las doce de la noche y hacíamos una segunda función a la una de la mañana. Algunos venían de levante, se ponían en la fila y los que lograban entrar se dejaban mensajes entre ellos para que nosotros los improvisemos en la función.

Gabi – Entonces se generó algo tan lindo que tuvimos que pensar en otro lugar más amplio para presentarnos. De hecho nos fuimos al Teatro Güemes que tenía como 500 localidades y lo llenábamos. ¡Éramos los Rolling del teatro de la improvisación!

La propuesta que trae Improvisa2 hace quince años a Mar del Plata supone, para el público, múltiples formas de participación. Por un lado, “a viva voz”, es decir, proponiendo al micrófono frases originales, nunca conocidas o de películas (para lograr que las improvisaciones tengan más vuelo y creatividad). Y por el otro lado, el público puede sugerir disparadores “por escrito”, mediante un papel  que se entrega al llegar al show.

Las funciones de Improvisa2 se pueden ver todos los jueves, viernes y sábado a las 23.55 en la Sala Melany. La compañía también se encuentra presentando la obra “Ritmos Latinos”, una comedia sobre el mundo de las mujeres de la tercera edad en el cual encuentran en su gimnasio de barrio un espacio personal en donde disfrutan de sus clases de ritmos latinos.

Desarrollan todo lo que una señora de la tercena edad, con sus creencias y cambios. Estas señoras se ven amenazas por la llegada de Zumba, que simboliza la llega de lo nuevo y de renovar todo lo viejo. La comedia se empieza a tornar absurda y eso es lo que la hace ser una comedia. Ritmos Latinos se puede ver todos los martes a las 22 en la Sala Melany.

Comentarios