Les suspendieron las salidas transitorias a los asesinos de Melmann

Después del fallo que se conoció en diciembre, el juez de Ejecución Penal Ricardo Perdichizzi resolvió cesar el beneficio a los tres policías condenados por el salvaje crimen ocurrido en febrero de 2001, según confirmaron desde el entorno familiar de la menor.

Por Redacción

miércoles 20 de febrero, 2019

Finalmente, después de meses, hubo un fallo a favor de la familia de la víctima: la Justicia resolvió en las últimas horas suspender la salidas transitorias con las que habían sido beneficiados en diciembre los tres policías condenados por el salvaje asesinato de la adolescente Natalia Melmann, ocurrido el 4 de febrero de 2001.

Gustavo, el papá de la víctima, le confirmó a El Marplatense que recibió la notificación correspondiente por parte del juez de Ejecución Penal Ricardo Perdichizzi, quien fue el encargado de tomar la decisión que cesa el beneficio que gozaban los asesinos desde fines del año pasado.

Sin embargo, la defensa de los condenados, que esgrimen las abogadas Patricia Perelló y Natalia Agüero, ya hicieron una presentación ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense para que brinde un dictamen que defina si corresponden o no otorgarles las salidas.

En la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata también se radicó una presentación, con la expectativa puesta de las letradas en que sus defendidos puedan gozar del beneficio hasta tanto haya una sentencia definitiva por parte del máximo tribunal de Justicia.

En el corto plazo, deberá expedirse el tribunal y, en caso de acceder al petitorio, otra vez la resolución que dictaminó en las últimas horas el magistrado podría quedar sin efecto y volver al mismo punto que causó fuerte indignación en la familia de la víctima.

Desde principios de diciembre,  Oscar Echenique, Ricardo “Rambo” Anselmini y Ricardo “El Mono” Suárez, los ex tres policías condenados por el brutal secuestro, abuso sexual, tortura y asesinato de Natalia Melmann, podían salir de la cárcel un domingo cada 15 días de 8 de la mañana a 8 de la noche.

Además, de acuerdo a esa resolución judicial, durante esas horas, los condenados no eran monitoreados de ninguna manera: no estaban obligados a usar tobilleras electrónicas ni ser custodiados por la policía.

EL EMBLEMÁTICO CASO

La adolescente de 15 años había desaparecido en horas de la madrugada del 4 de febrero de 2001, después de ir a bailar a un boliche de Miramar. Tras una intensa búsqueda, cuatro días más tarde, su cuerpo fue encontrado sin vida, escondido en un vivero municipal.

La autopsia después confirmaría que Natalia Melmann fue víctima de abusos sexuales reiterados, además de sufrir diversas quemaduras, ser maniatada y estrangulada con el cordón de sus zapatillas.

En 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 encontró culpables de Ricardo Suárez, Oscar Echenique y Ricardo Anselmini, que se desempeñaban como policías de esa ciudad, por los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía, en concurso con dos o más personas para procurar su impunidad”.

Los efectivos de la Policía Bonaerense fueron condenados a reclusión perpetua, aunque después la defensa apeló esta condena y se la redujo a prisión perpetua. Otro de los involucrados en el caso fue Gustavo Fernández, conocido como “El Gallo”, a quien la Justicia consideró como la persona que entregó a Melmann a los policías. Para él, debía purgar 25 años de cárcel y es el único de los imputaos que ya se encuentra en libertad.

Comentarios