12° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Mar del Plata: verano en un verdadero clásico argentino

La ciudad posee grandes atractivos turísticos imperdibles. En esta nota conocerás las mejores recomendaciones al momento de visitar “La Feliz” .

Por Redacción

jueves 21 de febrero, 2019

El 21 de diciembre marca el inicio del verano en Argentina: temperaturas extremas, humedad y las fiestas de fin de año son el escenario donde renace anualmente Mar del Plata. “La Feliz” como se la conoce vulgarmente es la playa tradicional de los argentinos, tan clásico como el dulce de leche o el asado por lo que no podés perderte tus próximas vacaciones en Mar del Plata.

¿Qué hacer en Mar del Plata?

Variedad para todos los gustos. Si hay algo que destaca a Mar del Plata es que tiene planes para todo tipo de targets, presupuestos y deseos. Teatros, gastronomía variada, paseos de compras y lógicamente playas públicas y privadas son algunas de las actividades para contrarrestar el verano.

Pasear por el centro de Mar del Plata es un viaje al pasado, presente y el futuro de la ciudad. El itinerario por el corazón de La Feliz atraviesa la Plaza San Martín y el centro cívico, el núcleo comercial que antiguamente fue el saladero que originó el Puerto de Laguna de los Padres, cerca de Punta Iglesia.

Sobre la Peatonal San Martín tenés todo tipo de locales y galerías para comprar los mejores recuerdos de tu estadía. Salas de cine, teatro, cafés, bares y restaurantes completan la infraestructura marplatense que gira en torno a la peatonal.

Si sos amante de la arquitectura los gigantes de cemento como el Correo Central y el Palacio Árabe son algunos de los máximos exponentes de Mar del Plata. La Plaza San Martín tiene esculturas como Venus en el Baño, la fuente Triunfo de la luz o lo perros perdiceros. La Catedral de los Santos Pedro y Cecilia sigue de pie desde 1905 y su estilo gótico se complementa con el Vitre Aux francés, el órgano italiano y la réplica de La Piedad, mítica obra de Miguel Ángel que decora el altar.

Playas marplatenses

La travesía continúa por las playas de La Feliz. Playa Bristol es la más antigua -y clásica- gracias a su nacimiento en 1888 cuando el Bristol Hotel era el más concurrido de la época. Playa popular y Playa Punta Iglesia son las dos encadenadas posteriores a Bristol, donde abundan las muchedumbres ansiosas por tomar sol o empaparse con agua salada y olas suaves.

Llega el turno de la Rambla, un paseo típico de Mar del Plata a través de las veredas que pasan por el Casino, el Hotel Provincial, la Plazoleta Armada Argentina donde está el monumento de los lobos marinos, ideal para sacarte una selfie para el recuerdo.

El Faro de Punta Mogotes es el lugar ideal para cuando caiga la noche. La luna de fondo dará un panorama perfecto para pasear en las cercanías del puerto y respirar aire puro. Garantía de placer garantizado. También podés dar tus primeros pasos en el surf tomando una clase en la playa Honu Beach.

Estas son algunos de los múltiples encantos que Mar del Plata tiene para vos. No lo dudes y ya sea por vía aérea a través de las múltiples aerolíneas que llegan al aeropuerto Astor Piazzolla, o por vía terrestre mediante la llegada de micros de larga distancia, elegí Mar del Plata para vivir el verano a pleno.

Otras buenas postales del atardecer se logran en el Torreón del Monje, otro lugar característico de Mar del Plata y con vista al mar. Tenés la opción de deleitarte con buenos platos de mariscos y rabas para chuparte los dedos.

Si sos amante de las cabalgatas, el bosque Peralta Ramos te lleva a un ecosistema absolutamente verde. Las casas de té ofrecen desayunos y meriendas de primera categoría.

 

Comentarios