Abrazo solidario a una escuela sin ventanas y con el patio clausurado

La comunidad educativa de la Secundaria N° 33 del barrio Cerrito Sur visibilizó de esta manera las graves falencias edilicias del establecimiento al que concurren 300 alumnos.

Por Redacción

martes 12 de marzo, 2019

Durante el primer día de clases, la comunidad educativa de la Escuela Secundaria N° 33 de Mar del Plata realizó un abrazo solidario a la institución para visibilizar las graves falencias edilicias que afectan a los 300 alumnos que alberga a diario.

Su directora, Claudia Luengo, aseguró que, si bien las clases se iniciaron normalmente, decidieron realizar esta jornada especial porque no obtienen respuestas oficiales ante la crítica situación que vive la comunidad. “Seguimos sin ventanas en la escuela y, si bien ahora no es algo notable porque tenemos calor, cuando empiece el frío esto va a ser imposible”, dijo en diálogo con Antes que sea tarde por Radio Mitre Mar del Plata.

“Tenemos solo dos aulas de toda la escuela que tienen ventanas y que están más o menos en condiciones. Digo más o menos porque las ventanas están clavadas a la pared para que no se caigan, entonces no entra frío pero tampoco entra aire. Nos reunimos con el Consejo Escolar y con el arquitecto de la obra hace más o menos 10 días. Ellos actualizaron el presupuesto y estamos a la espera de una firma que falta para arrancar con el trabajo”, precisó la docente.

La gestión de Luego en la escuela ubicada en Benito Lynch entre Gianelli y Santa Cecilia comenzó en 2015, y desde entonces lleva adelante el reclamo por la falta de ventanas. “No tienen ni marcos en algunos casos. En el caso de la cocina, está suelta. El año pasado, en diciembre, se cayeron dos: una sobre la mano de una auxiliar y la cortó. Por suerte, los chicos estaban con mesas de examen y ya no venían todos los días”, agregó.

“Es parte de la educación tener un lugar digno donde estudiar y trabajar. Hoy tenemos 297 estudiantes divididos en dos turnos en secundarios. La primaria no pudo comenzar todavía porque están sin baños. Se rompieron antes del receso escolar y no han venido a arreglarlos“, manifestó.

Por otro lado, el edificio también se ve afectado por una cuestión estructural y vicios de construcción. “Con las lluvias se inunda permanentemente porque la escuela está edificada 60 centímetros más abajo del nivel de la calle, por lo que toda el agua entra. Además, tenemos el patio clausurado hace 5 años, es una escuela sin patio“, concluyó.

Comentarios