15° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Obispo: “Vamos a insistirle al Papa para que visite la Argentina”

Monseñor Gabriel Mestre, el titular del Obispado local, le anticipó a El Marplatense los planteos que busca transmitirle al Sumo Pontífice en el viaje que realizará a Roma a fines de abril, con motivo de la “visita Ad Limina”.

Por Redaccion

viernes 15 de marzo, 2019

El Obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, anticipó que le insistirá al Papa Francisco para que en el corto plazo materialice su primera visita al país por primera vez desde su asunción como Sumo Pontífice, en el marco del viaje que realizará a Roma a fines de abril.

El principal referente de la Iglesia católica en la ciudad comentó que el encuentro, que se enmarca en la “visita Ad Limina”, tradicionalmente se hace cada cinco años pero dijo que en esta oportunidad su realización se demoró por el término de una década “por cuestiones de agenda” del Sumo Pontífice.

Mestre será uno de los primeros 30 obispos que mantendrá contacto con el Papa. “Acá, cada obispo le presenta el estado de situación de cada diócesis para recibir una recomendación de manera particular de Francisco. Los viajes se dividen entre grupos, entre abril y mayo, y me tocó esta en el primero”, detalló.

El Obispo marplatense reconoció que tiene “mucha expectativa” por el encuentro con Francisco y adelantó que, entre otros planteos, le insistirá “una vez más para que venga a visitar al país”. Desde el domingo 28 de abril Mestre permanecerá en la Santa Sede; está previsto que su estadía dure una semana, y que el contacto con el Sumo Pontífice sea entre el miércoles y jueves.

“El Papa ya tiene un diagnóstico muy importante de la realidad de nuestra patria. Es un buen argentino, la conoce muy bien, pero necesitará que cada obispo le transmita su realidad particular para tener un diagnostico más profundo“, consideró, en declaraciones a El Marplatense.

Mestre consideró que este contacto con el Papa se produce en un contexto muy distinto a la primera visita que tuvo a mediados de septiembre de 2017, coincidiendo con sus primeros días al frente del Obispado. “En esa oportunidad tenía sólo 10 días como Obispo y no tenía una idea completa de cómo era gobernar pastoralmente la diócesis”, señaló, y agregó: “Ahora, ya con dos años de Obispo, y si bien sigo siendo joven y relativamente nuevo, tengo muchos más temas para charlar y confrontar”.

En ese sentido, el máximo responsable del Obispado hizo mención de que habrá planteos en torno a la “vocación” que tiene la iglesia en el mundo, la preocupación por la realidad política y social que atraviesa al país y el debate interno que se produce en las instituciones religiosas por los abusos sexuales cometidos a menores por parte del clero. “Eso es algo que no puede volverse a concretar y es necesario reparar ese daño”, enfatizó.

En alusión a las problemáticas de la coyuntura nacional, Mestre sintetizó las principales alarmas en el narcotráfico y la pobreza. “Son temas que tocan nuestra realidad desde hace muchos años y que en este último tiempo se ha agudizado: no es una mirada político partidaria, sino que se refleja en los datos del Gobierno y en la situación que vemos en las personas día a día”.

Este miércoles, se cumplieron seis años de la elección de Francisco como Sumo Pontífice. Y, desde su mirada, el Obispo destacó su “actitud de cercanía y de cuidado para con toda persona ligada al mundo del dolor”: “Me refiero a los marginados, a los que él llama muchos veces los ‘descartados'”.

“Este un gesto fuerte de él que se traduce en hechos concretos. Está muy bien que haya análisis profundos, bien pensados y calculados, pero también es escenario que haya gestos concretos y el Papa lo hizo claramente. Y eso nos compromete también a cada Obispo porque sus acciones nos interpelan”, reflexionó.

 

Comentarios