Plaza Rocha: “Nos quieren hacer trabajar de una forma marginal”

Tras un encuentro con el Ejecutivo municipal, feriantes quedaron disconformes con algunas condiciones que fijó el Gobierno para que pueda proseguir la venta en el lugar. Este martes, habrá una nueva inspección para corroborar sus cumplimientos. “Plaza Rocha es una fuente de trabajo, no es otra cosa”, aclararon.

Por Redacción

lunes 25 de marzo, 2019

Disconformidad. Ese el sabor amargo que les quedó a los feriantes de Plaza Rocha en un encuentro que mantuvieron con autoridades del Ejecutivo municipal este lunes, en el cual se plantearon distintas condiciones para que pueda proseguir la venta en el lugar, después del operativo que montó Inspección General el viernes y que despertó momentos de tensión en el sector.

Daniel Piriz, uno de los referentes de los vendedores, aseguró que la administración local “excluyó” a un grupo de personas que comercializaban alimentos y que también se insistió con la prohibición de mesas y tablones. Esto nos molesta porque muchos hicieron una inversión para ponerlos”, aseveró.

“Los compañeros excluidos en su momento fueron autorizados por arriba de los papeles pero ahora nos dicen que el Municipio no se puede hacer cargo ante cualquier problema que surja. Quedamos en un cuarto intermedio”, indicó, en declaraciones a El Marplatense.

El feriante reconoció que los funcionarios “no quieren prohibir la venta pero sí reorganizar muchas cosas” y consideró que algunas de las condiciones impuestas llevan a un contexto de “marginalidad” e incomodidad: “Nos sentimos marginados por cómo nos quieren dejar trabajar”.

Piriz insistió, además, en que cada vez hay más personas que se acercan a la Plaza Rocha en busca de tener una salida laboral a través de la venta de productos. “Hay entre 1200 y 1300 personas trabajando y cada día llegan entre 15 o 10 personas más, que finalizada la temporada quedan desocupadas y vienen a buscar laburo. De distintos lugares llega gente que quiere trabajar”, aseguró.

“Plaza Rocha es una fuente de trabajo, no es más ni menos que eso para los compañeros. Nosotros no discriminamos a nadie, sólo queremos que se pueda trabajar para llevar algún sustento a casa. Son dos días que se trabaja, y eso tampoco alcanza”, finalizó.

El viernes, a raíz del procedimiento, un grupo de feriantes decidió realizar un corte parcial sobre la avenida Luro en sentido a la Costa, desde Dorrego hasta 14 de Julio, que se levantó alrededor de las 10. Fuentes oficiales informaron que sólo se avanzó con el secuestro de un camión que trasladaba tablones, cinco autos y siete motos sin la documentación requerida para circular, sin proceder con el retiro de mercadería.

En el operativo, los funcionarios intervinientes ya habían dejado en claro a las vendedores la prohibición para comercializar ropa nueva y productos alimenticios, así como el impedimento para colocar gazebos y tablones.

Comentarios