En la unidad carcelaria de Batán faltan 65 colchones para los presos

En la Unidad Penal N°15 hay un faltante de 10 colchones; en la 44, la cifra asciende a 50 colcohones y en la 50, que es el pabellón destinado para mujeres, faltan 5 colchones, según estadísticas oficiales. “Es una situación muy compleja”, advierten autoridades judiciales.

Por Redacción

lunes 1 de abril, 2019

Las extremas condiciones de detención que deben afrontar día a día los internos que están alojados en el complejo penitenciario de Batán, lejos de revertirse, parece profundizarse con el paso de los meses, pese a las constantes alarmas que encienden distintas autoridades judiciales.

Juan Tapia, quien se desempeña como Juez de Garantías en Mar del Plata, le reveló a Radio Mitre Mar del Plata que, a la fecha, hay una faltante de 65 colcohones en las distintas unidades carcelaria que integran el predio que está en la vecina localidad.

En declaraciones al programa Antes que sea Tarde, el magistrado afirmó que en la Unidad Penal N°44 hay un faltante de 50 colchones, mientras que en la Unidad Penal N°15 esa cifra asciende a 10 colcohones y en la Unidad Penal N°15, que es a donde son destinadas las mujeres, hay 5 colchones que no se destinan para las presas.

Tapia insistió en que el cuadro que atraviesa a las cárceles de Batán es “muy complejo”, teniendo en cuenta la superpoblación que se arrastra en cada caso. A fines de enero, ya había asegurado que la Unidad Penal N°15 tiene 1314 internos, cuando la capacidad máxima de plazas se estipula en 900, mientras que la Unidad Penal N°44, que cuenta con un límite de 372 plazas, hay 565 personas.

El titular del Juzgado de Garantías N°4 se mantuvo firme en su postura y cuestionó que en parte de la sociedad “prolifere un discurso a favor de que los presos se pudran en las cárceles”, por lo que recordó que desde el Estado se debe dar cumplimiento a una serie de “obligaciones legales y constitucionales” para garantizar las condiciones óptimas de alojamiento de las personas privadas por su libertad por conflictos con la ley.

En marzo de 2017 ya se había planteado con preocupación el faltante de colchones: según la defensora general de Mar del Plata, Cecilia Boeri, en esa fecha ya había 120 presos que no dormían en las condiciones que marca la ley. “Las personas duermen en el piso y ya hemos tenido casos de muerte por tuberculosis en la unidad”, señaló.

Ya se había expresado en la misma sintonía con este medio en agosto pasado Esteban Viñas, el Juez de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Mar del Plata,  quien acusó “problemas muy serios” y “defectos muy graves” en el funcionamiento del sistema carcelario que tiene lugar en la Provincia y la ciudad. “La población carcelaria está creciendo de manera exponencial y va a superar en 2018 los 42 mil internos. La Provincia solo tiene capacidad cerca de 26 mil internos”, graficó.

Comentarios