Casación anuló el arresto domiciliario de Federico Sasso

La Cámara hizo lugar a una presentación de los abogados de la familia de Lucía Bernaola y dio marcha atrás con el beneficio que se le había concedido al joven. Ahora, otro Tribunal deberá decidir si le corresponde o no.

Por Redacción

jueves 25 de abril, 2019

La Cámara de Casación resolvió en las últimas horas anular el arresto domiciliario con el que había sido beneficiado Federico Sasso, quien fue condenado a 6 años de prisión por haber atropellado y matado a Lucía Bernaola en junio de 2017 en Alberti y la Costa.

Fuentes judiciales le confirmaron a El Marplatense que los magistrados intervinientes decidieron dar marcha atrás con la medida que, en principio, había sido ratificada por la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de la ciudad.

Las mismas fuentes, sin embargo, aclararon que la nueva resolución judicial no implica una revocatoria inmediata del arresto domiciliario del joven; a partir de ahora, otro tribunal deberá decidir si corresponde hacer lugar a la medida y recién en esa instancia, si se opta por un fallo negativo, Sasso debería pasar sus días en una unidad penitenciaria.

En su resolución, Casación consideró que los camaristas marplatenses tomaron una decisión “arbitraria” por no tener en cuenta los 29 quebrantamientos comprobados por monitoreo electrónico en los que incurrió el joven durante su arresto domiciliario. “Pese a haber tenido comprobado eso, los camaristas, sin un mayor desarrollo que justifique el apartamiento de las constancias objetivas de la causa, adoptaron esta decisión”, fundamentaron, según lo que pudo constatar este medio del expediente.

El dictamen en esta instancia tiene carácter “recurrible”, por lo que el abogado Facundo Capparelli, quien esgrime la representación del condenado que atropelló y mató a la menor, podría hacer una presentación para que no avance esta decisión.

El 5 de abril, los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro condenaron al automovilista a 6 años de prisión por el delito de “homicidio culposo agravado por conducción temeraria” y le impusieron otra pena de inhabilitación para conducir por el término de 10 años. También se le ordenó al Municipio que arbitre las medidas necesarias para evitar otros siniestros viales en la zona de Alberti y la costa, donde se produjo el trágico hecho.

Durante la lectura del fallo, hubo disturbios en la sala, donde familiares de la víctima reaccionaron con gritos e insultos contra Sasso ante la decisión del Tribunal de condenarlo por homicidio culposo y no por homicidio con dolo eventual, una figura que prevé una mayor pena, así como por no haberle revocado el arresto domiciliario.

NOTICIA EN DESARROLLO.-

Comentarios