Sasso fue condenado a 6 años de prisión por homicidio culposo

Lo resolvió esta tarde el Tribunal Criminal Oral N°1 de Mar del Plata por haber provocado, en junio de 2017, el grave accidente en Alberti y la Costa que terminó con la vida de Lucía Bernaola, de 14 años. También le impusieron una pena de inhabilitación para conducir por 10 años, aunque no le revocaron la prisión domiciliaria. Hubo disturbios en la sala durante la lectura del fallo.

Por Redaccion

viernes 5 de abril, 2019

Federico Sasso, el joven que atropelló y mató a Lucía Bernaola en junio de 2017 en Alberti y la Costa, fue condenado este viernes a 6 años de prisión por el Tribunal Criminal Oral N°1 de Mar del Plata, quien lo encontró culpable del delito de homicidio culposo agravado por conducción temeraria.

Esta tarde, cerca de las 15, los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro dieron a conocer su veredicto, en el que también le impusieron al automovilista una pena de inhabilitación para conducir por el término de 10 años. Sin embargo, no le revocaron el beneficio de prisión domiciliaria del que goza hasta la fecha. 

Durante la lectura del fallo, hubo disturbios en la sala, donde familiares de la víctima reaccionaron con gritos e insultos contra Sasso ante la decisión del Tribunal de condenarlo por homicidio culposo y no por homicidio con dolo eventual, una figura que prevé una mayor pena. Además, la Justicia le ordenó al Municipio que arbitre las medidas necesarias para evitar otros siniestros viales en la zona de Alberti y la costa. 

En sus alegatos, el Ministerio Público Fiscal, representado por Rodolfo Moure, pidió a los magistrados una pena de 10 años de prisión para Federico Sasso, además de exigir que se le revoque la prisión domiciliaria y que se le imponga una sanción especial para que se lo inhabilite para la conducción de cualquier tipo de vehículos durante una década.

Maximiliano Orsini, el abogado de Verónica Borelli, la mamá de la menor de 14 años, había adelantado a este medio que pediría una condena de entre 10 y 12 años de cárcel para Sasso, al sostener como la fiscalía la acusación por el delito de “homicidio simple con dolo eventual”, que contempla una pena en expectativa de 10 a 25 años de prisión.

Por su parte, Facundo Capparelli, el abogado del joven, solicitó una condena “mínima” para su defendido tras cuestionar distintos agravantes que señalaron las otras partes intervinientes en la causa y la carátula de “homicidio simple con dolo eventual”.

Después de finalizar la etapa de los alegatos, Sasso aprovechó la “última palabra” que le concedieron los jueces y, entre lágrimas,aseguró que nunca quiso “matar a nadie” y le pidió “perdón” a los padres de Bernaola. “Me duele en el alma que no esté más esta persona, Lucía”, afirmó.

Antes del conocimiento de la sentencia, Borelli ya se había mostrado “muy conforme” con el desarrollo del juicio y, más allá de la condena que eventualmente le impondría el tribunal, aseguró que sentía un “triunfo” por las exposiciones que se vertieron en el debate oral en torno a la culpabilidad del conductor.

“Todos dijeron la verdad. Acá hay una persona alcoholizada y que manejó a alta velocidad y eso es lo que hay que juzgar”, dijo a El Marplatense, y concluyó: “El juicio ya lo gané; yo estoy tranquila de que luché por mi hija, de que todo lo que quería que se de a la luz lo logré”.

Organizaciones que acompañaron la lucha de la mamá de Bernaola a lo largo de estos años también habían solicitado a la Justicia que aplicara una condena “ejemplar” por el fuerte impacto que tuvo el caso para la sociedad. “Acá está la posibilidad de que haya un cambio de paradigma en la Justicia y la sociedad. Creo que va a ayudar mucho este caso”, afirmó Héctor Blasi, vicepresidente de la ONG Familiares de víctimas de Delito y Tránsito.

El hecho ocurrió en la madrugada del 4 de junio de 2017, cuando Sasso conducía su vehículo Renault Clío a alta velocidad y con 1,23 gramos de alcohol por litro de sangre. Al llegar a la curva de Alberti y la Costa no pudo controlar el rodado, invadió la mano contraria, siguió su recorrido sobre la vereda y atropelló a Lucia Bernaola, quien murió en el acto, e hirió a otros ocho jóvenes que caminaban con la víctima.

Comentarios