Abuso en Miramar: sin arresto domiciliario por falta de pulseras

Los tres acusados continúan en la cárcel debido al faltante de aparatos electrónicos de control. Estiman que en la Provincia hay una lista de espera de 180 personas.

Por Redacción

sábado 27 de abril, 2019

Los tres acusados por el abuso de una menor en el camping "El Durazno", de Miramar, continúan en prisión a pesar de que se les fue otorgado el beneficio del arresto domiciliario ya que hay un faltante de pulseras electrónicas en la provincia.

"A la fecha continúan alojados en la UP 44 de Batán a la espera de pulseras electrónicas que permitan sus traslados a los domicilios. Se carece de pulseras ahora, y la morigeración que se les dio es con monitoreo electrónico. Hasta no contar con las pulseras no se puede efectivizar dicho encierro en sus viviendas", señaló la fiscal del caso, Florencia Salas, en diálogo con El Marplatense.

En este contexto, Salas señaló que hay una lista de 180 personas a la espera de las tobilleras electrónicas en la provincia de Buenos Aires. Ante esta situación, la defensa podría buscar alguna otra petición para suplir esta ausencia y buscar otro tipo de control.

En lo que respecta a la investigación, la fiscal dijo que "restaría la pericia psicológica de la menor", que no puede realizarse porque "la psicóloga nos indicó que no era conveniente, porque sería revictimizar de nuevo a la niña".

"Por parte del Ministerio Público, no restarían otras medidas probatorias. La defensa solicitó algunas, por lo cual estamos prontos a disponerlas. Después no quedan otras pruebas a efectuarse para disponer la elevación a juicio", concluyó Salas.

Comentarios