La Caleta

Encontraron una ballena muerta en La Caleta e investigan las causas

Investigadores del CONICET de Mar del Plata fueron hasta el lugar para comprobar el estado del animal, corroborar cuál era la especie de ballena y realizar la toma de medidas corporales, fichas fotográficas y una serie de muestras de tejidos para su análisis.

Por Redacción

lunes 29 de abril, 2019

PH: Joanquín Gana

El cuerpo de una ballena apareció la semana pasada en las playas de La Caleta y, al observarlo, vecinos de la zona reportaron su hallazgo al Museo Municipal de Ciencias Naturales “Pachamama” del Partido de Mar Chiquita, ubicado en Santa Clara del Mar.

Los investigadores Carolina De León y Joaquín Gana, del Grupo de Investigación Biología, ecología y conservación de Mamíferos Marinos (Universidad Nacional de Mar del Plata-CONICET), fueron hasta el lugar para comprobar el estado del animal, corroborar cuál era la especie de ballena y realizar la toma de medidas corporales, fichas fotográficas y una serie de muestras de tejidos para análisis genéticos y toxicológicos.

El ejemplar era un macho juvenil de Ballena Jorobada (Megaptera novaeangliae) de 7,55 metros de longitud total. Esta especie es un cetáceo que pertenece a la familia de los Rorcuales (Familia Balaenopteridae), la cual es fácilmente distinguible por sus largas aletas pectorales. De esta misma especie fue la ballena que varó viva un año atrás en el sector del Balneario 15 del Complejo de Punta Mogotes.

El cuerpo se encontraba en un estado de descomposición moderada, con pérdida parcial de la piel, lo que indicaba claramente que el ejemplar llegó muerto a la costa. Además, presentaba marcas post-mortem de predadores (muy probablemente tiburones) en la zona ventral y en la región dorsal detrás la aleta dorsal, así como también en la aleta caudal.

Aunque no presentaba ningún signo o marca que hiciera presuponer una colisión con alguna embarcación, los investigadores están estudiando ciertas marcas que pueden ser compatibles con alguna interacción con sogas o cabos.

Las ballenas jorobadas están internacionalmente protegidas de la caza comercial desde la década del 60, luego de una masiva explotación en las décadas del 20 y 30. En los últimos años, la Comisión Ballenera Internacional ha confirmado una fuerte recuperación poblacional de esta especie de ballena, con tasas que superaron el 10% anual en stocks de Australia, Sudáfrica y Sudamérica. Su abundancia en el Hemisferio Sur podría superar los 60.000 animales.

Probablemente, debido a este crecimiento poblacional, las ballenas jorobadas se encuentren más frecuentemente en el Mar Argentino, como lo confirman un aumento en los varamientos de esta especie, y el creciente número de avistajes de estas ballenas en algunas regiones patagónicas. Durante el año 2018, se registraron 4 varamientos en la Provincia de Buenos Aires, incluyendo el citado en Punta Mogotes.

Comentarios