Repunte: denuncian que la empresa cobró el seguro y no los indemnizó

Familiares de los 10 tripulantes que murieron en el naufragio del pesquero, en junio de 2017, tomaron conocimiento este viernes de que la armadora dueña del buque percibió el dinero de las millonarias pólizas que había sobre el casco y la vida de los trabajadores. "Los hundimientos son un negocio redondo para los empresarios", aseguraron.

Por Redacción

sábado 4 de mayo, 2019

Un grupo de familiares de los 10 tripulantes que murieron en el hundimiento del Repunte denunciaron que la empresa armadora del buque pesquero cobró los seguros del casco y de vida de los trabajadores, pero se quedó con la millonaria suma de dinero y no los indemnizó por la pérdida de sus seres queridos.

"En el día de ayer recibimos la noticia de que la empresa armadora del Repunte cobró el seguro del casco. Pero se sigue negando a pagar las demandas civiles de las familias de las diez víctimas del hundimiento.
Volvemos a ratificar lo que siempre dijimos en estos 22 meses: los hundimientos son un negocio redondo para los empresarios. La vida de los tripulantes no tiene ningún valor para estos personajes nefastos. Es un dolor tremendo saber que siguen ganando sobre la vida de nuestros familiares", expresaron a través de un comunicado.

Los allegados agrupados en el movimiento "Ningún hundimiento más" repudiaron las acciones empresariales porque, a su entender, "no solo sacaron a navegar un barco chatarra que se llevó la vida de diez personas, sino también que no responden a demandas genuinas de las familias".
"Nuestra lucha va a seguir y nunca vamos a abandonarla", agregaron.

Por otro lado, el abogado civil Nicolás Schick, representante legal de algunas de las familias, aseguró que los empresarios usufructuaron la trágica muerte de 3 tripulantes y la desaparición con presunción de fallecimiento de otras 7 para "concretar un siniestro negocio de la muerte".

Con el patrocinio de Schick, desde el año 2017, algunos familiares de las víctimas desaparecidas en alta mar se encuentran tramitando las acciones judiciales para reclamar "la reparación integral por daños y perjuicios derivados del accidente de trabajo y las prestaciones dinerarias previstas en la Ley de Riesgos del Trabajo, a cargo de Federación Patronal ART SA.

Hasta ahora, las empresas y la ART se han negado a reconocer las indemnizaciones, lo que calificó como "un insulto y agravio moral a todos los familiares que, diariamente, reclaman por sus derechos en todo el país". El letrado afirmó que "sucedida la tragedia, Ostramar S.A. cobró los seguros de vida de los tripulantes y, lo que es más grave, percibió una suma millonaria en dólares por parte de Mapfre Argentina Seguros S.A., pues era la compañía que aseguraba el casco del buque Repunte, que permanece hundido hasta la actualidad".

"Los responsables han utilizado esos fondos en beneficio propio, no los han distribuido entre las damnificados, quienes hoy viven en precarias condiciones de vida debido a la falta de ingresos y se encuentran a la espera de que la justicia laboral condene a los responsables directos. De esta manera, queda consolidado lo que desde el inicio denominamos el "negocio de la muerte", ya que la empresa armadora y propietaria del buque resultó ser la única acreedora de sumas dinerarias exhorbitantes que recibió de Mapfre Argentina Compañía de Seguros", destacó Schick.

El día 17 de junio de 2017 se hundió el buque pesquero “El Repunte", que había zarpado del puerto de Mar del Plata 4 días antes. Cuando se hallaba navegando en el Mar Argentino, a la altura de Rawson, sufrió un siniestro que terminó en su hundimiento "a raíz del estado precario en que se encontraba, por roturas y agujeros, balsa inoperante y salvavidas defectuosos".

"El buque pesquero “El Repunte” adolecía de graves deficiencias. Al respecto, en dos de las últimas salidas previas que realizó, el barco debió volver por problemas de filtración y en el guinche. En efecto, se informó que “tripulantes de otros barcos del propietario o armador “Caputo” aseguraron que el barco intentó iniciar una marea, pero tuvo problemas con el tanque de combustible, una filtración se introdujo en el forro de la bodega. Luego de haber sido reparado, en el siguiente intento tuvo problemas en el motor del guinche de pesca”, detalló al respecto.

Comentarios