Exploración sin controles y el trabajo que se evapora

La exploración de hidrocarburos en zonas operativas de la industria pesquera avanza sin controles de impacto ambiental. Reducción de desembarques y exportaciones en el primer cuatrimestre y una apuesta al trabajo que no aparece.

domingo 19 de mayo, 2019

La posibilidad de que haya petróleo o gas en el fondo del mar, a menos de 100 millas del puerto marplatense, cobra mayores chances a partir de la adjudicación, este viernes, de áreas que conforman la Cuenta Argentina Norte por parte de la Secretaría de Energía en el marco del Concurso Público Internacional Costa Afuera 1.

La exploración off shore siempre fue bien recibida por las autoridades locales y provinciales. Fundamentalmente como alternativa que revista de sentido ese anhelo colectivo del puerto multipropósito; aunque no haya espacio ni para el puerto pesquero, la principal actividad, y en plena decadencia, todos abonan la idea de sumar a otras.

Pensar el puerto con otros actores y actividades implica dibujar un perfil capaz de multiplicar el trabajo y el desarrollo. Es fácil desde el discurso y complejo en la realidad. Esta terminal marítima a la que muchos le aventuran un futuro prometedor no recibe inversiones que transformen su infraestructura desde hace décadas. Hoy hay que correr 10 barcos amarrados en la ochava del muelle 2 para que pueda descargar un congelador.

La última experiencia tampoco fue buena. La licitación del predio de los silos para montar una terminal multipropósito de ultramar no generó la más mínima atención y debió ser declarada desierta.

Las 13 empresas que se adjudicaron 18 de los 38 bloques que salieron a licitación, por una inversión que supera los 700 millones de dólares, marca a las claras que la pesca deberá convivir con un nuevo jugador.

La convivencia no pudo haber arrancado peor. El sector pesquero se enteró por los diarios de los planes del gobierno y exige que se realicen más evaluaciones sobre el impacto ambiental que generará la exploración de hidrocarburos. Sobre todo en la Cuenta Argentina Norte donde la exploración comenzó hace dos años. No es casualidad que es el sector que más interés tuvo por parte de las empresas petroleras.

Desde la Secretaría de Energía se vienen manejando como si la actividad pesquera, que el año pasado generó más de 2 mil millones de dólares en exportaciones y es una activad principal en ciudades como Mar del Plata, Puerto Madryn Rawson, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado y Ushuaia, empleando a miles de personas en cada puerto, no existiese en lo más mínimo.

Allegados a Gustavo Lopetegui reconocieron que solo se hará un estudio de impacto ambiental antes de comenzar las actividades sísmicas pero no habrá estudios en la mitad de la evaluación ni al finalizar, de modo de tener un panorama general de las consecuencias que provocó la intervención en el medio ambiente en general y los recursos pesqueros en particular.

En la industria pesquera debate por estas horas la viabilidad o no de recurrir a la justicia para lograr una medida de no innovar que al menos les garantice procedimientos de control en

paralelo con la sustentabilidad de los recursos pesqueros que están en la zona. “No se siguieron los protocolos internacionales”, aseguran.

La Subsecretaría de Pesca y el INIDEP hace un tiempo comenzaron a elaborar un mapa de sensibilidad ambiental que indicaría aquellos sectores con mayor vulnerabilidad a la actividad sísmica. Aún no está terminado pero Energía maneja otros plazos y piensa adjudicar en agosto.

Mientras la exploración off shore altera los ánimos de la industria pesquera, los números del primer cuatrimestre en Mar del Plata mostraron que la inactividad no tiene piso desde donde comenzar a recuperarse.

Las descargas pesqueras, provisorias, marcan un total desembarcado de 116.540 toneladas entre enero y abril del 2019. Entre enero y abril del 2018 Mar del Plata había recibido 132.966 toneladas.

El illex no repitió el comportamiento registrado el año pasado cuando Mar del Plata fue el epicentro de las descargas con 48 mil toneladas de las más de 100 mil descargadas en todos los puertos. Esta temporada Deseado fue el principal puerto en recibir al molusco.

El movimiento del comercio exterior también evidenció una baja en este período analizado y tiene al calamar como hilo conductor. Menos descargas, menos exportaciones. Acá los datos son de TC2, la empresa que opera el servicio logístico de la carga. Entre enero y abril se exportaron 26.920 toneladas. En el primer cuatrimestre del 2018 fueron 36.929 toneladas.

También hay otras explicaciones para fundamentar la reducción de trabajo. TC2 funciona sin la habilitación del Consorcio y decidió quitar incentivos a la flota potera que descargara y exportara desde Mar del Plata.

Luego del último bloqueo al puerto y la toma del propio Consorcio, que desactivó el ministro Tizado, en marzo pasado, fue la única empresa que se presentó en el llamado que hizo la administración portuaria para conformar una Terminal Portuaria sobre el muelle 2 en los mismos predios que hoy ocupa.

Pasaron más de dos meses, un nuevo Directorio pero TC2 sigue trabajando sin habiitación. Pero hay otros que la pasan peor y están más impacientes. El día de la reunión con Javier Tizado que desactivó el bloqueo, el Ministro se comprometió a facilitar nuevas “plásticas” a distintas cooperativas de estiba, tarea que le encomendó al Presidente del Consorcio.

Las “plásticas” son las tarjetas que habilitan a los estibadores a los muelles para trabajar. Tenían una provisoria y ahora les pondrían el número 03 para conferirles estabilidad al momento de la descarga.

Si bien pedían 70, los dirigentes acordaron, con el respaldo del propio Sindicato de Estibadores, que el Consorcio emita la mitad. Merlini les dice que ya salen.

Este domingo se cumplen 60 días del compromiso asumido por el Ministro de la Producción y avalado por Merlini pero las plásticas todavía no aparecieron. Dos meses para un simple trámite de habilitación pero la autoridad portuaria dice no tener animosidad contra nadie. Que

algunas sean para estibadores de cooperativas que fomentaron el bloqueo, tal vez, expliquen la demora o sea una mera coincidencia.

El trabajo que dicen defender algunos se evapora como los desembarques y las exportaciones mientras avalan el puerto multipropósito que puede llevarse a la pesca por delante.

Aclaración: los conceptos vertidos de quienes opinan son absoluta responsabilidad del firmante.

Comentarios