Nuevo paro en Textilana por el despido de una trabajadora

Será por tiempo indeterminado hasta que se logre la reincorporación. Denunciaron que los niveles que piden de producción son altísimos y una prepotencia de las autoridades de la empresa para que vuelvan a trabajar. “Ninguna persona quiere perder su trabajo, pero tampoco pretendemos que nos esclavicen”, afirmaron.

Por Redacción

miércoles 12 de junio, 2019

Los trabajadores de la empresa Textilana realizan una nueva medida de fuerza ante el despido de una empleada que consideran injustificado por el nuevo sistema de producción que implementaron las autoridades, que actuaron de forma “prepotente”.

Al notar la situación, alrededor de las 6, la Comisión Interna convocó a una asamblea y está resolvió comenzar un quite de colaboración de todo el personal,sin realizar actividades de producción, hasta que se revierte el despido y se reincorpore a la trabajadora. “Ninguna persona quiere perder su trabajo, pero tampoco pretendemos que nos esclavicen, porque exigen una cantidad muy alta de producción“, apuntaron.

“La fábrica ha ido paulatinamente exigiendo a la trabajadora mayor cantidad de producción y le ha ido descontando el tema del premio que por esa producción recibía. Hoy empezaron con la represalia a aquellas personas que no llegan a la cantidad que la empresa le exige en este nuevo sistema, se despidió a una compañera que viene reclamando desde hace mucho tiempo la rebaja salarial en los premios de producción porque ‘no sirve para trabajar’, pero sí lo hizo durante once años. El tema que ahora no se llega a la cantidad que piden, son muchísimas prendas”, explicó la delegada María Demateis en diálogo con El Marplatense.

Demateis anticipó que es el primer caso de una “gran cantidad de compañeras que pretenden despedir que no se adapten al nuevo sistema de producción”. Lo que solicitan inmediatamente, es que “se reincorpore  a la compañera y volvemos a trabajar”.

Por último, señaló que las autoridades de la empresa llegaron con malos tratos para forzarlos a que vuelvan a realizar sus tareas. “El dueño vino muy prepotente a mandarnos a trabajar, dice que no somos conscientes de la situación del país y que tiene la fábrica abierta para que nosotros tengamos trabajos. Somos conscientes de eso, por eso defendemos nuestros puestos de trabajo viendo a trabajar todos los días. Muchos tenemos problemas de salud por la cantidad de producción que pide esta empresa. Todo el mundo tiene un límite”, concluyó

Comentarios