Playa Chica: a un año de su demolición, la puesta en valor no avanza

Las dos construcciones que había en el emblemático balneario de la ciudad fueron demolidas por el municipio en junio de 2018, luego de 3 años en los que la concesión de esa unidad fiscal quedó vacante. Desde entonces, permanece abandonada y sucia.

Por Redacción

domingo 30 de junio, 2019

A principios de junio de 2018, el municipio comenzó la demolición de dos construcciones abandonas en Playa Chica y anunció la recuperación de ese espacio emblemático de la ciudad a través de su puesta en valor. Sin embargo, un año después, la zona se encuentra abandona y sucia.

Aunque las paredes y techos de las edificaciones que habían levantado los concesionarios fueron tirados abajo, la estructura de hormigón del restaurante se mantiene en pie entre las rocas. Allí se suele ver a personas en situación de calle que buscan un refugio de la lluvia y el frío.

La pileta fue rellenada con los mismos escombros de la demolición y todo el paseo costero que la rodea se encuentro sucio y pintado con graffitis, convirtiendo a Playa Chica en la sombra del que alguna vez fue uno de los lugares predilectos de la élite que veraneaba en la ciudad en las primeras décadas del siglo XX, cuando aún tenía arena.

Por el sendero que une Playa Chica con Playa Grande -que se extiende desde Alberti hasta Rodríguez Peña- circulan, todo el año, muchos marplatenses que realizan actividad física y turistas que disfrutan de su vista privilegiada. Durante el verano, las personas se asolean en las rocas bajo la atenta mirada del guardavidas, que se aloja en un puesto sin techo, construido con rocas.

El subsecretario de Seguridad, Marcelo Lencina, supervisó el 1º de junio de 2018 los trabajos de demolición e indicó en aquel entonces a El Marplatense que personal de Desarrollo Social y de la Policía Local se acercó hasta el lugar “por una cuestión de prevención, por si había gente pernoctando, que de hecho había”.

Sobre el estado de la edificación, además del latente peligro de derrumbe, expresó que “había muchos residuos y mugre”. “Es un espacio que hay que recuperar, un espacio verde. Hoy por hoy, para que la gente pueda pasear tranquila se lleva a cabo la demolición”, aseguró un año atrás.

En 2015, durante los últimos meses de la gestión del ex intendente Gustavo Pulti, el municipio tomó posesión de la Unidad Turística Fiscal Playa Chica tras acusar al ex concesionario de dejarla en estado de abandono e iniciarle acciones legales.

Ya durante el gobierno del actual intendente Carlos Arroyo, en marzo de 2017, el Ejecutivo envió al Concejo Deliberante un nuevo pliego de licitación para promover un proyecto arquitectónico y urbanístico y plan de desarrollo de servicios en Playa Chica, pero su tratamiento nunca avanzó. 

Comentarios