Comerciantes frente al acampe: “No podemos ser víctimas de todos los reclamos”

En el encuentro se escucharon los reclamos de los propietarios de locales linderos al Palacio Municipal, quienes pidieron formar parte del proceso de mediación judicial, porque se sienten afectados por los cortes de calle y bloqueos de accesos.

Por Redacción

martes 2 de julio, 2019

El Intendente Carlos Fernando Arroyo se reunió este martes en su despacho con vecinos y propietarios de comercios de la zona Centro que han visto afectadas sus actividades por los distintos acampes y cortes de calle que fueron llevados a cabo en la zona de la Municipalidad.

El jefe comunal fue acompañado en esta oportunidad por el Secretario de Gobierno Alejandro Vicente, el Subsecretario de Seguridad Marcelo Lencina y el Subsecretario de Legal y Técnica Gustavo Gil de Muro. También formaron parte del encuentro el Jefe Departamental Christian Marcozzi y el titular de la Comisaría Primera, Mauricio Armani. Desde la Municipalidad también se invitó al Fiscal General Fabián Fernández Garello, al Fiscal de Mediación Sergio Irigoin y el Fiscal de Flagrancia Leandro Arévalo, pero no asistieron.

“La idea fue escuchar la voz y la postura de los comerciantes y vecinos de los alrededores del Palacio Municipal, básicamente, porque han tenido que sufrir en los últimos acampes diferentes perjuicios”, señaló Alejandro Vicente. “Y ellos han planteado al intendente Arroyo la necesidad de ser escuchados por las autoridades judiciales y policiales, a raíz de que ellos ven cercenadas sus garantías. También sufren permanentemente una merma en sus actividades, ponen en riesgo las fuentes de trabajo y consideran que la paz social que tanto se busca tiene que lograrse atendiendo los problemas sociales no solamente de un sector, sino de todos”, agregó.

En ese sentido, el Secretario de Gobierno manifestó: “Hemos visto que (a la luz del último acampe) el Gobierno Municipal no era objeto de ningún reclamo y, sin embargo, fue rodeado el Palacio y eso generó obviamente la reacción de todos los vecinos y comerciantes de los alrededores”.

“Lo que se planteó también es que los vecinos quieren ser parte de este proceso de mediación que se está sustanciando en el Centro de Mediación Penal, porque consideran que son también víctimas de los hechos y no pueden ni quieren estar ajenos al proceso. De manera que quieren ser escuchados, quieren explicar, exponer y demostrar los perjuicios y las afectaciones de derecho que sufren, en el momento en que se celebren las audiencias”, concluyó Vicente.

Por su parte, Walter, un encargado de un café ubicado sobre avenida Luro, se mostró complacido por la invitación. Al término de la reunión declaró: “La audiencia fue muy fructífera. Nos sentimos escuchados por las autoridades y tuvimos la posibilidad de contar lo que nos pasa a nosotros con este tipo de reclamos. La idea es no dejar solo al intendente en esto. Y por eso queremos formar parte de la mediación”, afirmó.

De todas formas, se vio gran malestar entre los afectados debido a la ausencia de los fiscales, quienes fueron convocados.

Además, otro comerciante expresó “todos tienen el derecho a reclamar, pero respetando los derechos de los demás. Además, me parece muy poco inteligente ponerse a la sociedad en contra. Hay reclamos que son muy valederos, muy importantes y muy justos, pero sin perjudicar el funcionamiento de toda una masa de vecinos. Necesitaríamos que haya un entendimiento de las organizaciones sociales, donde reclamen sin interferir en la vida cotidiana de toda la comunidad que tiene que ir trabajar, llevar los chicos a la escuela. No podemos ser los vecinos víctimas de los reclamos de las organizaciones”.

Comentarios