El día de la patria y una heroína olvidada

Por Julio Razona

martes 9 de julio, 2019

En el día de la Patria  vale recordar a una de sus madres: María Remedios del Valle.  Ese era el nombre de una  increíble mujer  olvidada,  ignorada por la historia escrita por hombres.  De tez muy  oscura, que combatió  junto al Tercio de Andaluces,  uno de los batallones  que expulsó a los ingleses durante las segundas Invasiones Inglesas.

En la Revolución de Mayo se alistó con otros patriotas  y  marchó al Alto Perú con el Ejército del Norte. Con su marido y sus dos hijos  se incorporó al Regimiento de Artillería de la Patria. Volvió sola. En el campo de batalla quedó toda su familia, no sobrevivieron ni su esposo ni ninguno de sus hijos.

Su amor a su tierra la llevó a luchar junto  a  Manuel  Belgrano en  la batalla de Tucumán. Por su valentía, osadía y bravura   el mismo Belgrano la nombró  “Capitana”  de su ejército y “Madre de la Patria”.

Fue tomada prisionera luego de la derrota de Vilcapugio, herida de bala,  fue azotada durante nueve días. Reponiéndose de tan tremendo castigo, logró escapar y se unió a las tropas de Martín Güemes, con quien luchó con su enjundia de siempre.

Murió en la indigencia, olvidada, muy cerca del Cabildo de Buenos Aires, luego de perderlo  todo, sus bienes, su esposo y  hasta  sus propios hijos.

En una ocasión fue reconocida por Viamonte, quien trató infructuosamente de que sea reconocida  y merecedora de una pensión vitalicia. No pudo hacerlo, ella no la aceptó.

Así quedó, sola, absolutamente sola,  con su cuerpo marcado por cicatrices terribles, fruto de su lucha heroica por nuestra tierra, pero iluminada  con  “la luz  más pura  de  su amor incondicional a la patria”.

Su ejemplo quedó en un rincón  olvidado de la Historia Argentina.  Su condición de guerrera  mulata e infinitamente valiente mujer quedó oculto,  su sacrificio único se quedó sin honores o reconocimientos.

Muchos años después nos encontramos disfrutando la tierra conquistada con su sangre y la de su familia.

Tierra infectada  por funcionarios jactanciosos, tan  corruptos como mágicamente enriquecidos , que han ocultado su recuerdo, porque su  luz los expone, los exhibe,  los delata,  como lo que son, oscuros  traidores  a la Patria.

Comentarios