Endurecen controles sobre los perros: no podrán ingresar a las playas

El intendente Arroyo se mostró firme con la decisión de aplicar mayores sanciones y ser “riguroso” con la circulación de los animales. Pedirá apoyo a la policía para que actúe si los perros potencialmente peligrosos andan sin bozal, correa y/o chip.

Por Redacción

lunes 15 de julio, 2019

El intendente Carlos Arroyo presentó un informe sobre las actuaciones de Zoonosis en el año luego de reiterados casos en que perros potencialmente peligrosos atacaron a personas provocándoles graves heridas. En este marco, endurecerá las sanciones y prohibirán la presencia en las playas.

“Hay condiciones que deben cumplirse para la tenencia responsable de mascotas. Vamos a cambiar el criterio que se tuvo en los últimos tiempos, voy a aplicar mayores sanciones a quienes sean irresponsables en la tenencia de animales, tanto en tratamiento como peligrosidad cuando no se cumpla con los requisitos. La ordenanza vigente es muy clara, los perros que son peligrosos por la potencia en sus mandíbulas deberán contar sí o sí con un chip de identificación. Se ponen con un aparato en la nuca del perro y está incluido todos los datos del animal, vacunación y hasta nombre del veterinario que lo atiende”, aseveró Arroyo.

El intendente señaló que “los perros a la vía pública tienen que salir con bozal, correa y vacuna”. En caso de no cumplirse, se podrá dar actuación a la policía. “Vamos a hacer cumplir en toda su extensión la ordenanza y volcar más recursos para lograr hacer todo lo que veníamos planificando”, agregó.

En este sentido, “los perros no pueden estar en las playas”. “Este verano vamos a ser muy rigurosos con este control. Yo sé que esto va a generar inconvenientes, como muchas medidas que tomo, porque están acostumbrados a políticas equivocadas. Tengo informes de análisis de arena que establecen que hay contaminación, cuando los animales defecan u orinan y desparraman microbios que pueden contagiar a las personas. Por ese motivo vamos a ser rigurosos, además del peligro que representan”, afirmó el jefe comunal.

Asimismo, señaló que en 2019 se vacunaron con antirábica a 6830 animales, se castraron 9178 perros, 235 animales fueron adoptados y 57 fueron rescatados por maltrato.

En referencia a los recientes ataques por parte de perros a personas, los cuales han sido noticia en los distintos medios, y la determinación de devolverlos a su dueño, el intendente Arroyo manifestó que “es algo que determina el Juez“. “Por nuestra parte estamos pensando en la posibilidad de que ante la peligrosidad del perro, si la situación es realmente compleja, el dueño pierda el animal y pase a propiedad de la municipalidad, para otorgarle un adiestramiento al canino, para que sirva como perro guía o buscador, y sino se dará en adopción a alguien que demuestre que puede cuidarlo”, destacó.

El perro no es peligroso por si mismo, salvo que no se conozca como manejarlo, o que no se tomen las medidas de seguridad necesarias. Los culpables no son los animales, somos los seres humanos, que no cumplimos con las normas mínimas de seguridad con respecto a los animales. Estamos totalmente en contra de eliminar al animal, por lo tanto vamos a agotar todos los recursos, para adiestrarlos y llegado el caso de que no de resultado, lo mantendremos con vida hasta que la naturaleza haga su trabajo” señaló el intendente.

Con una buena legislación, con una obra como la que se va a realizar y con buena voluntad podemos resolver este problema, sin necesidad de convertirnos en verdaderos criminales sacrificando animales inocentes, que no tiene la culpa de que la naturaleza los haya dotado de determinadas actitudes”, afirmó.

Con respecto a la cantidad de gente que podría trabajar en el control de este tipo de situaciones “a parte del personal existente, he autorizado el ingreso de 6 personas más y vamos hablar ademas con el secretario de hacienda para dotar a la dependencia del vehículo adoptado para salir a buscar los animales, por lo que haremos todo lo posible para tratar de que no haya animales sueltos por ningún lado“. “La idea es justamente esa, que los animales estén bien cuidados y custodiados por sus dueños o en un reservorio municipal, donde tendrán todos los cuidados necesarios”, destacó Arroyo.

Finalmente en relación al control en las playas, el intendente destacó que “se creará un cuerpo de inspectores que se abocarán a este trabajo exclusivamente en las playas”. “Trabajando conjuntamente con la policía, serán los encargados de que no haya perros sueltos en las Playas“. “No serán los guardavidas los que realicen esa tarea, a ellos simplemente les pediremos que adviertan al respecto a la gente”. “En caso de que el dueño se niegue, es donde intervendrán los inspectores y la Policía para secuestrar el perro. No vamos a permitir mas, en ningún caso, perros en las playas“, afirmó.

No permitiremos mas perros potencialmente peligrosos, que circulen por la vía pública, sin bozal, sin correa y sin vacunas. En ese caso actuarán los inspectores y la Policía de ser necesario, para el secuestro del animal, destacó Arroyo.

Comentarios