Futsal, una disciplina que pisa fuerte en Mar del Plata

La práctica del deporte crece cada vez más y, mientras aumenta el nivel de la Primera División, los clubes buscan formar inferiores. River y Cadetes son dos clubes impulsan en el fútbol de salón desde hace años, con compromiso y el agregado de buenos resultados.

Por Redacción

sábado 20 de julio, 2019

Foto: Andrés Binda para Prensa Cadetes

Fútbol sala, fútbol de salón, fútbol 5. El futsal es una disciplina que con el correr del tiempo tomó fuerza en Mar del Plata y logró ser institucionalizada en la Liga Marplatense de Fútbol en 2014. Mientras la Primera División tiene cada vez más nivel, los clubes ahora se enfocan en las inferiores

River de Mar del Plata y Cadetes de San Martín son los equipos que más han crecido institucionalmente en el Futsal. El club de Juan B Justo se ha llevado los últimos tres títulos y es un ejemplo de la constancia para conseguir los frutos. Los de la calle San Juan, por su parte, fueron subcampeones en los últimos dos torneos y también campeonaron a finales de 2017.

“Como jugador y también como parte del Futsal de Cadetes, que creció muchísimo, estamos tratando entre todos que el Futsal sea una movida grande. Más allá de la importancia que se le está dando a la Primera, pero apostándole a los chicos. El futsal en la Liga está desde agosto de 2014, que fue el primer torneo de clubes de AFA. Arrancó con pocos clubes y se empezaron a tomar más”, contó Lucas Carrizo, referente de la disciplina en el “Tricolor”, en diálogo con El Marplatense.

La apuesta ahora es el crecimiento de las inferiores y se está creando el torneo de inferiores dentro de la Liga. Los clubes proyectan el armado de tercera, cuarta y quinta, que son las bases de las inferiores cómo sería en Buenos Aires.

“En lo que es el nivel se progresó mucho. River es uno de los modelos a seguir con respecto a entrenamientos y rendimiento. Un proyecto que ahora le está dando frutos, se le dan con los títulos y ganar. Pero en realidad el nivel es bastante parejo, muy bien trabajado. Se nota la diferencia de los clubes que tienen mucho entrenamiento, con respecto a otros. Está bastante parejo, sacando un poco a River que tiene un proceso de más años. En Cadetes desde que empezamos, los últimos años fueron muy buenos, conseguimos muchas cosas y siempre estuvimos peleando arriba”, comentó Carrizo.

Para Cadetes también fue un año importante, con logros nuevos e históricos para el club como un nuevo subcampeonato, la participación en la Copa Argentina y en la Liga Nacional de Futsal. La fase regional de la Liga Nacional de Futsal se disputó este fin de semana, con otro choque entre los marplatenses que se volvió un clásico. Fue para River 2 a 1 que se quedó con el grupo (ambos derrotaron a Las Toninas), pero luego cayó con Defensores de Glow y no pudo avanzar de ronda.

Foto: Andrés Binda para Prensa Cadetes

“Cadetes está trabajando de manera muy comprometida con el tema de los chicos, este es el tercer año que tenemos inferiores. Tuvimos una sub 18 y la idea de este año es tratar de formar la tercera y la cuarta. 99/2000/2001 y la cuarta 2002/2003. Queremos completar para tener las dos categorías, ahora tenemos algo de 15 chicos inscriptos y entrenando”, comentó al respecto el futbolista.

La idea del “Tricolro” es sumar a cualquier chico que quiera aprender la disciplina. “Que haya jugado en pasto, que haya venido de escuelita, que nunca haya jugad, pero que puedan conocerla desde cero para aprender los conceptos, la estrategia y la técnica que se necesita saber de la disciplina”, dijo Carrizo.

Para el jugador, lo que falta para potenciar aún más el deporte es la capacitación de la gente que se hace cargo de los grupos, porque no hay muchos técnicos. “Pero se va en buen camino. Con esta etapa de armar inferiores la idea es que haya un crecimiento, que también potencie los jugadores de primera y los clubes tengan más compromiso”, añadió.

“En lo personal, para mí es lo más importante. Hace once años que juego al Futsal. Jugué poco al fútbol once, y me apasionó el futsal apenas lo conocí. Tuve grandes técnicos, la posibilidad de jugar en clubes, haber participado en la selección… Me ayudó haber estudiado profe para volcarme a la disciplina. Esas fueron las cosas para iniciar el proyecto en Cadetes. Para mí, personalmente, es una disciplina muy completa en cuanto a lo futbolístico y que ayuda también a conceptos de futbol once, a mejorar técnicas, la toma de decisiones, las estrategias. Eso es lo que más me apasionó”, concluyó Carrizo sobre su amor por la disciplina.

 

Comentarios