Alimentos sin IVA: cómo reaccionaron los sectores productivos de Mar del Plata

Luego de que el gobierno nacional decidiera quitarle el 21% de impuestos a los productos de la canasta básica, El Marplatense se comunicó con referentes de diversas actividades económicas para evaluar las consecuencias de esta medida. En general, fue calificada como “positiva”.

Por Redacción

jueves 15 de agosto, 2019

Esta tarde, el gobierno tomó la decisión de eliminar el 21% correspondiente al IVA de los alimentos pertenecientes a la canasta básica, abarcando una variedad desde pan hasta aceite, harinas, conservas, frutas y hortalizas. La medida tendrá vigencia hasta fin de año. En ese marco, El Marplatense se comunicó con representantes de algunos sectores productivos locales para evaluar qué impacto causará.

En primer lugar, Carlos Monzón, representante del Centro Industriales Panaderos, explicó que al sector lo afectará en un 10,5%, correspondiente al precio de la bolsa de harina. Por lo tanto, si bien se había anunciado que el precio del pan podía alcanzar los $100, como consecuencia de esta medida el aumento podría detenerse entre los $80 y $90.

Por su parte, el titular de la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (CAMECO) Juan Antonio Gutierrez  aseguró que la decisión del gobierno fue “bien recibida”. “Es algo que favorece, en tanto y en cuanto los precios no sigan aumentando”, consideró.

“Si siguen aumentando los precios, la medida se diluye, y esto es algo que se debería haber hecho hace mucho tiempo”, siguió. Para el referente, ayudará a las personas “a mantenerse al día”.

Finalmente, el presidente de APYME Gustavo Casciotti también calificó la medida como positiva. “Es un tema que venimos reclamando históricamente, que es la posibilidad de avanzar en un sistema tributario, progresivo y no regresivo, fundamentalmente para que no recaiga sobre los productos de consumo”, comenzó.

Sin embargo, lamentó que sea “una medida aislada, fuera de una modificación seria”. “Si pensamos que forma parte de una solución al alicaído mercado interno y en un marco de variables descontroladas, estaríamos cayendo en un error, pero sí genera un alivio para el consumidor”, dijo.

En ejemplos, de acuerdo con lo que explicó Casciotti, si a un sachet de leche que se vende a $42 se le quita el IVA, pasaría a costar alrededor de $36. “Es sustantiva la diferencia”, concluyó.

 

Comentarios