Macri, como una estrella de rock en Mar del Plata

Los políticos son las nuevas estrellas de rock. Así fue recibido Macri en Mar del Plata por cientos de personas que se acercaron a saludarlo y cantaron sus hits, desde “Si se puede” hasta “Mauricio no se va”.

Por Redacción

sábado 21 de septiembre, 2019

Por Manuel Straccia

Con los celulares preparados para filmar o fotografiar, expectantes, impacientes mientras pasaban los minutos, ansiosos. Así esperaban los militantes a Mauricio Macri dentro del aeropuerto Astor Piazzolla, donde el presidente inauguró las obras de ampliación. La gente explotó cuando el mandatorio, como una estrella de rock que sale al escenario, hizo su aparición.

Como si hubiera sido un recital, una fila de vehículos se acumuló en la entrada al aeropuerto. En el ingreso, la Policía de Seguridad Aeroportuaria revisaba los baúles de cada auto. Una vez dentro, encontrar estacionamiento era complicado puesto que todos los lugares habituales estaban ocupados. Una vez aparcado el vehículo, la última seguridad era un cacheo antes de ingresar a la sala.

Muchas peleas ocurrieron para llegar a la valla. A pesar de que los simpatizantes de Cambiemos que asistieron eran de un promedio de edad avanzado, los miramientos para intentar avanzar hacia las primeras locaciones, con algún gritito de “no te coles”, eran frecuentes cerca de las 11 de la mañana, quince minutos antes de la hora programada para la llegada del mandatario.

La zona “vip” de este concierto, con asientos, estaba destinada a las personas ligadas al Presidente y otros invitados. Entre los que guardan relación con la ciudad se encontraban los diputados Juan Aicega y Maximiliano Abad, el legislador bonaerense Lucas Fiorini, el concejal Alejandro Carrancio, el secretario de Cultura, Christian Rabe, y también el ex funcionario Emiliano Giri, entre otros.

“No nos dejes Mauricio”, gritó una señora mayor en medio de la locución del presidente. Macri respondía con sonrisas a quienes le tiraban besos (“no le digan a Juliana”, bromeó después de corresponder un halago), levantó una plaqueta que le entregaron como un trofeo para la ovación y también se dio dos golpecitos a la altura del corazón en señal de reconocimiento.

Los hits explotaron. El más fuerte fue el  clásico “Si se puede”, pero han surgido en el último tiempo nuevos cantos como el “Mauricio, Mauricio”, el “lo vamos a dar vuelta, oh oh oh oh”, “se siente, se siente, Mauricio presidente” y, por último, un “no se va, no se va, Mauricio no se va”.

Situaciones similares se viven con Cristina Kirchner. Los políticos de esta “grieta” han cosechado fieles seguidores que los acompañan en cada una de sus presentaciones. En esta jornada, también recibieron halagos Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte, y Guillermo Montenegro, candidato a intendente, que también fue ovacionado con la repetición en cántico de su nombre.

Como un rockstar disfrutó Macri. Tal vez en la decadencia de su carrera presidencial si se mantienen los números de las elecciones PASO, pero poco le importó a los fanáticos que cantaron sus hits y expresaron su apoyo.

Comentarios