Arroyo en el Paseo Dávila: “Las farolas eran muy románticas, pero no se veía nada”

El intendente supervisó el recambio de luminarias que se realiza en el paseo costero y se refirió al lugar como “Villa cariño”, en relación a la falta de iluminación que había previamente. Además, anticipó que volverán a colocarse los molinos.

Por Redacción

lunes 23 de septiembre, 2019

El Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado (Emvial) continúa con los trabajos de remodelación en el Paseo Dávila, que incluyen el recambio de las luminarias. La obra fue supervisada este lunes por el intendente Carlos Fernando Arroyo.

“Hay que remarcar la importancia de esta obra. Acá nunca hubo iluminación de tránsito. Las farolas eran muy románticas, pero no se veía nada. Por eso esto se llamaba Villa Cariño. No era casual, era la oscuridad total en un lugar estrecho y con tanto tránsito, era peligroso. Con estas 31 luminarias de primera tecnología, este sector por primera vez en la historia va a tener iluminación como corresponde. Se va a ver un alfiler caído en la calle”, afirmó Arroyo en diálogo con la prensa.

En este marco, otros dos puntos importantes de ese sector costero son los molinos y el puente, ambos también en trabajo de reparación o remodelación.

“Los molinos fueron retirados orque se habían convertido en un riesgo por el óxido. Estaban en una condición de deteiroro importante, si se desprendía alguno podría costarle la vida a algún transeúnte. Están siendo reparados y di orden que lo coloque nuevamente, pero revestido con pinturas especiales para evitar la oxidación”, anticipó el Intendente.

Asimismo, Arroyo dio la orden de retirar los candados que habían sido colocados en el puente. “No seré romántico pero soy práctico. El peso de tanto material y el óxido provoca el deterioro de los tensores, por eso lo vamos a sacar”, señaló al respecto.

Comentarios