“Mar Azul”, el primero de la lista y flojito de papeles

El buque abandonado por Moscuzza será el primero en sacarse del muelle 2 cuando comience el plan de desguace. Debería haberlo retirado el año pasado cuando transfirió el permiso al “José Américo”. Más allá del anuncio de Merlini, el barco todavía no tiene el plan de desguace aprobado por Prefectura.

domingo 29 de septiembre, 2019

Por Roberto Garrone

El lunes pasado Martín Merlini anunció que el plan de desguace en el puerto marplatense comenzará con el pesquero “Mar Azul”, un buque de la empresa Moscuzza de 45,90 metros de eslora que se encuentra ubicado en la sección 4ta del muelle 2 y lleva sin salir a pescar casi 3200 días. El Presidente del Consorcio lo dijo en el marco de un reportaje concedido en el programa “Hoy Es Mejor” que se transmite por Mitre Mar del Plata.

No es casual que el Mar Azul sea ese el primero que Lusejo convertirse en chatarra en el varadero de la Base Naval. Lusejo es el chatarrero que se encargará de las tareas y se queda con los restos del buque.

Había muchas empresas locales para hacer la tarea pero desde el Consorcio lo trajeron desde el conurbano bonaerense para que recorra las empresas que coleccionaban buques abandonados, básicamente Moscuzza y Caputo.

El “Mar Azul” cedió su permiso de pesca al “José Américo”, el nuevo tangonero fuera de toda norma que Bosch, Fortunato y el aval de todos los miembros del Consejo Federal Pesquero dejaron entrar a la pesquería de langostino el año pasado.

Era obligación de Moscuzza retirar el barco cedente del permiso. Merlini dijo el lunes que no pudo cumplir con su obligación porque todavía el varadero de la Base no estaba en condiciones. En realidad operadores privados lo habían roto cuando desguazaron dos buques. En el medio de ese operativo desapareció el ARA San Juan y las condiciones de uso cambiaron de manera radical al punto que no volvió a ponerse en seco ningún otro barco.

Pero Moscuzza pudo disponer de otros lugares para extraer el Mar Azul, sacarlo del muelle 2 y cumplir con el compromiso asumido cuando amarró al “José Américo” en Mar del Plata. Como lo corrió de la sección 4ta a la undécima, en muelle 3, bien podría haberlo subido en otros varaderos privados.

En la radio, Merlini dijo que el operativo desguace ya contaba con dos barcos extraídos, como para marcar que el plan no venía con tantas demoras. Pero cuando la obra de esos Chiarpesca que retiró Mariano Pascual, de “La Pasteca”, comenzó, Merlini ni siquiera había anunciado el plan de desguace para el muelle 2.

Más allá de haberlo intimado, se desconoce si el Consorcio Portuario multó o infraccionó a Moscuzza por no sacar el barco cuando correspondía. De Bosch y Fortunato ni siquiera lo ponemos en duda.

Ahora Moscuzza va a repetir la historia con el “José Marcelo”, hermano gemelo del “José Américo”, que llega para reemplazar al “Don Luciano”, un fresquero de 48 metros que no pesca desde hace más de 1600 días y ocupa área operativa en la sección 12, debajo de la galería de los silos.

Pero volvamos al “Mar Azul”.  La empresa debe presentar un plan de desguace que debe ser aprobado por la Prefectura Naval, quien así garantiza que las tareas se hagan con un responsable, siguiendo normas de seguridad y protocolos que respeten el medio ambiente.

El plan fue presentado pero aún Prefectura no lo ha aprobado, con lo cual todavía ni siquiera los soldadores pudieron comenzar a cortar el barco a flote, de manera de alivianarlo antes de subir al varadero para su desguace final.

Siempre la realidad parece circular a contramano del optimismo del Presidente del Consorcio.

Foto: Juan Ignacio Arenas

Comentarios