Una gran idea que se convirtió en un papelón

Los candidatos a intendente fueron convocados por la Multisectorial Ningún Hundimiento Más a un debate para analizar la problemática pesquera y portuaria. Pero de los siete fue uno solo. Dos mandaron a candidatos a concejal.

domingo 20 de octubre, 2019

Por Roberto Garrone

La iniciativa de la Multisectorial “Ningún Hundimiento Más” de invitar este viernes que pasó a los candidatos a Intendente a la sede de la Bancaria para debatir sobre la problemática pesquera y portuaria, era una gran oportunidad para conocer qué pensaban sobre una agenda vital para la ciudad y los marplatenses. La primera vez que antes de una elección los candidatos podían contar sus planes, proyecto y pareceres de lo que ocurre al sur de Juan B Justo.

Pero la mayoría de los candidatos regalaron un papelón inolvidable. Un hecho vergonzoso pero que no deja de mostrar con claridad qué nivel de prioridad le adosan a la principal actividad productiva del Partido de General Pueyrredon.

De los siete invitados solo participó Alejandro Martínez. El candidato del Frente de Izquierda es coherente. Es el único que camina junto con las mujeres del Repunte y del Rigel en cada mes aniversario de los naufragios que golpearon a la comunidad portuaria en junio del 2017 y 2018. Y de los pocos que se ha pronunciado sobre la precarización de los trabajadores y la necesidad de renovar la flota.

De los demás, Gustavo Pulti envió a su primer candidato a Concejal: Horacio Taccone. Presidente de Once Unidos y ex presidente del EMDER, no creo que esté en condiciones de distinguir una merluza de una pescadilla. Debe hacer sido su acto de campaña más difícil y nos solidarizamos con él.

Tal vez hubiese sido mejor mandar al otro Horacio, Tettamanti. Pero lo mantiene en las sombras. Igual poco podemos esperar de él. Le repara los barcos a los que hoy se adueñaron de las decisiones en el CFP

Pulti jamás se metió en la política pesquera y portuaria salvo para pedir plata para las campañas. Abrazó a la Draga Mendoza y sus negociados para todos, respaldó la política de cruceros con una Terminal eternamente invicta y tuvo en el Departamento Pesca de la Delegación Puerto a un grupo de inspectores voraces por recaudar. “Hechos”, como dice ahora Gus.

En lugar de Fernanda Raverta participó Matías Maciel, que integra la lista de concejales. Matías también camina junto a las mujeres de los tripulantes fallecidos y conoce de primera mano la difícil situación que atraviesan miles de obreros del pescado. El problema es que Fer se saca fotos con Moscuzza.

Pototo se cargó el plan de manejo de langostino el año pasado cuando obligó a cambiar la legislación vigente por casi 30 años para hacerse lugar al “José Américo” un barco cuyo permiso de pesca es dueño de una ilegalidad absoluta. Ahora se prepara para recibir otro buque, el “José Marcelo”, que recibió un permiso de pesca de un buque que no pescaba desde hace 4 años.

No parece Fernanda, ni Axel, ni Alberto, menos, dispuestos a revisar una administración pesquera que en estos 4 años estuvo al servicio de los intereses de los empresarios. Todo lo contrario: recuperar la caja de la industria pesquera parece un objetivo de plazo inmediato luego de asumir. Por los muelles y las calles del puerto algunos ya caminan anticipando el regreso de los viejo$ tiempo$.

Volvamos al debate que no fue. Montenegro ni siquiera mandó a nadie. Otro de los que más chances tiene de asumir el 10 de diciembre se desinteresó absolutamente. “Nos avisó dos horas antes que no venía”, dijo Gabriela Sánchez, una de las voceras de la multisectorial.

Guille tiene un diagnóstico acertado de lo que ocurre en la pesca local. El problema es que representa a un gobierno que hace todo lo contrario. Y al que jamás cuestionó, claro. Como cuando se refirió a la situación del puerto en el debate por Canal 8. Dijo que había que fomentar las exportaciones para que los estibadores tengan trabajo. Pero en el Consorcio, Merlini hace todo lo contrario.

Arroyo tampoco apareció por la Bancaria. Creo que nadie lo esperaba. Muchos menos apostaron a escuchar ninguna reflexión certera de cómo revertir la situación y ponerle freno a los congeladores, reactivar el trabajo en tierra o siquiera que cuente todas las variedades de pejerreyes que conoce.

Al Intendente lo condenan estos cuatro años en que ni siquiera les recibió el petitorio a las mujeres del Repunte tras el naufragio. Verdades de Perogrullo sobran, gestos, siempre faltaron. El revolucionario de la inactividad se guardó hasta el de la despedida.

Boniffati dice que su tiempo es Hoy. Algo así refleja una afiche gigante que cuelga de un edificio por Avenida Independencia mano al norte. Pero debe tener el reloj sin pilas o el celular sin batería porque no solo faltó al debate sino que ni siquiera les avisó a los organizadores. La renovación de la vieja política, con Santi parece estar en pañales.

Marisa Zizmond, del Frente NOS, tampoco fue ni mandó a ningún representante. Suena lógico. Nadie en la pesca se opone a la fecundidad del langostino ni cuestionan defender las dos vidas de la merluza, aunque Bosch y el Concejo Federal la alteran bastante.

El debate de candidatos fue una gran idea con un estrepitoso fracaso como resultado. Un verdadero papelón que deja expuestos a los principales candidatos. Esto marca a las claras un par de cosas. La importancia que le dan al problema que tiene el puerto y sus trabajadores ligados al procesamiento del pescado fresco, y que los que tienen mayores chances de ganar, no quieren quedar presos de compromisos que luego, saben, no podrán cumplir.

Porque gane quien gane el próximo domingo, nadie parece dispuesto a quitarle la sortija a los gordos de siempre.

Comentarios