Maltrato infantil: "La violencia como método de crianza queda en la piel y se repite"

Así lo afirmó la jueza Clara Obligado, titular del Juzgado de Familia N°5. Destacó que la agresión no es algo intrínseco de una clase social, sino que está presente en todas, aunque las familias con mayores recursos "logran otro ocultamiento". 

Por Redacción

sábado 16 de noviembre, 2019

Foto de archivo

La problemática del maltrato infantil actualmente es una de las más importantes en Mar del Plata, tal como lo informó un reciente informa realizado por el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia (OPNYA). Nuestra ciudad se encuentra segunda en el ránking provincial.

Al respecto, Radio Mitre Mar del Plata se comunicó con Clara Obligado, la jueza encargada del Juzgado de Familia N°5, quien hizo hincapié en como la violencia como forma de crianza "queda en la piel y se repite a través de las generaciones".

"Vemos a los niños violentados en el marco de las medidas de abrigo que ofrece la ciudad, porque esta es una de las localidades que más abrigos ha tomado", destacó. Como explicó, el primero en tomar contacto con esa violencia es el poder Ejecutivo a través de los servicios locales de niñez y los centros de protección. Las denuncias son realizadas generalmente por la familia extendida, el colegio y los vecinos.

"Cuando se hace una denuncia, al comienzo se analiza cómo es la violencia y cómo se puede acompañar a la familia, porque el último caso es tomar bajo la protección directa del Estado al niño", siguió.

Sobre las razones, Obligado dijo: "Vemos que están las drogas, los padres que se crían en el ámbito de las adicciones y el maltrato son una parte importante, porque después se repiten las historias". En segundo lugar, se encuentra la cultura disciplinaria "en donde el hijo es una pertenencia del adulto y se lo educa por medio del maltrato físico".

Sin embargo, los bajos recursos no son necesariamente un factor determinante en el círculo del maltrato. "Aquel que tiene el recurso económico tiene un mecanismo de ocultamiento muy peligroso, porque el tener recursos oculta verdaderas violencias y ese niño ni siquiera en el colegio puede manifestarlo", comentó, y agregó: "La soledad de un chico que está en un ámbito con recursos, pero tóxico es tremenda y esos chicos sufren la violencia pero no es la judicializada".

"La violencia como método de crianza queda en la piel y se va a seguir ejerciendo ese tipo de violencia, si no hubo una cura", destacó.

Para la magistrada, la sociedad "cada vez tiene menos palabras" para la comunicación. "Cuando las palabras dichas no están, está el golpe físico, hay muchos padres que se comunican mejor con el celular y lo escrito que con la palabra", aseveró.

"El sistema cultural aprende que la violencia y la agresión son la forma de comunicarnos, por eso hay que modificar los modelos en la cultura", concluyó.

Comentarios