horacio zeballos

El desafío de plasmar su buen momento en el equipo argentino

El marplatense Horacio Zeballos tendrá una nueva oportunidad en la Copa Davis, que lo encuentra en el mejor momento de su carrera como doblista. El certamen comenzará el martes a las 7 frente a Chile.

Por Redacción

lunes 18 de noviembre, 2019

Horacio Zeballos atraviesa uno de sus mejores momentos, por no decir el mejor, en su carrera como doblista. Acomodado en el puesto número 4 del rank ATP, tendrá la oportunidad de ofrecer todo su potencial en la Copa Davis, que se jugará a partir del martes por la mañana frente a Chile, un certamen que le fue esquivo y sólo ha participado en dos ocasiones.

A pesar de su experiencia en los torneos de dobles, en pocas ocasiones fue convocado. La primera tuvo lugar en 2010, en el que disputó los dobles junto con Nalbandian en la primera ronda ante Suecia y más adelante con Schwank, primero con Rusia y cayendo en semifinales ante Francia (en las que también disputó un single).

La próxima convocatoria tuvo lugar en 2013. Allí ganó sus dos partidos que disputó junto a Nalbandian, primero ante Alemania en primera ronda y en los cuartos de final frente a Francia. El "Cebolla" tuvo otra convocatoria en 2017, pero una lesión no le permitió formar parte del equipo.

Fue un año muy especial para el marplatense en cuestión de dobles, su fuerte y donde acumula más experiencia, al igual que éxitos. Consiguió sus primeros títulos en el Master 1000 de Indian Wells y Montreal, sumado a triunfos en el ATP de Buenos Aires.

Asimismo, consiguió llegar a la final del Grand Slam estadounidense, el US Open junto con el español Marcel Granollers, pero cayeron ante la dupla colombiana de Cabal y Farah (números 1 del mundo). También llegó a la definición de otros tres torneos pero cayó en el partido decisivo.

Tal vez desde ese momento a finales del 2017 y principios de 2018, cuando Zeballos le dijo a El Marplatense, que disfrutaba más del juego y no se lamentaba ante las derrotas, que empezó a tener una mayor fortaleza mental, acompañado de satisfacciones personales fuera del tenis.

Poco a poco, volvió a tener un alto nivel hasta llegar a un 2019 muy favorable, que lo posicionó en el top 3 (ahora bajó al 4) del ranking mundial. La pregunta gira en torno a si podrá demostrar ese nivel en este nuevo formato de la Copa Davis para traerle una satisfacción más al país.

 

Comentarios