Arroyo lanzó un decreto para "controlar" los perros peligrosos: habrá multas de hasta 80 mil pesos

Las penas económicas se suman a otras imposiciones, como no poder tener dos perros "temperamentales" en la misma casa y una regulación para los paseadores de perros.

Por Redacción

martes 19 de noviembre, 2019

El intendente Carlos Fernando Arroyo cumplió con uno de sus deseos anunciado semanas atrás y lanzó un decreto para controlar la tenencia de perros potencialmente peligrosos, los cuales son denominados en la norma como "temperamentales".

El decreto 2877 cuenta con 74 artículos. Conlleva, según Arroyo, una "remodelación del circuito" de ordenanzas existentes y nuevas sanciones. Las mismas oscilarán entre 300 y 1500 Unidades Fijas (precio del litro de combustible Súper), lo que equivale a montos entre 16152 y 80760. En caso de reincidencia, "habrá duplicación o triplicación de la pena".

"Esta administración entiende que un perro con fuerza mandibular destacable, importante, equivale a tener un arma. No tiene sentido que para poder un individuo tener un arma tenga que hacer un montón de trámites, pero tener un arma como un perro que puede matar en un segundo nadie controla nada", señaló Arroyo.

Para Arroyo, el decreto contiene "disposiciones novedosas" como "el sistema de sanciones y establece exigencias para quienes tengan animales de gran porte y de mandíbula peligrosa deberán cumplir". Además, se controlarán, por ejemplo, a los paseadores de perros, quienes "tendrán un régimen y no podrán llevar en sus paseos más de dos perros temperamentales".

En el decreto se establece también que no podrán habitar en una misma casa más de dos perros potencialmente peligrosos. Tampoco podrán pasearse más de dos a la vez.

"Dentro de esta legislación es muy importante que a la población le quede claro que habrá una pena de 300 a 800 Unidades Fijas (UF), que se regula por valor del litro de nafta super, para el propietario o tenedor de un can que lo conduzca sin correa, sin collar o sin bozal. Además si se trata de un perro de mandíbula de alto poder, debe tener un chip colocado, algo que ya estaba contemplado en la legislación anterior", apuntó Arroyo.

El Gobierno local también se hará cargo en caso de detectar una reincidencia y que el dueño del perro "no muestre interés o actitud" en cuidar al animal.

"La Municipalidad va a salir a controlar esto. Lo hemos hecho con muy pocos recursos por temas económicos. No se cumplió con lo que se tenía que haber cumplido. Estamos haciendo lo que podemos. Es un inicio valioso. Lo de la Laguna de los padres también. Si esta gente tuviera un poquito de más inteligencia y se diera cuenta de cuál es el objetivo real, el objetivo no es hacer un deposito de perros. Tenemos que reeducarlos para que sirva para algo", concluyó el intendente.

Comentarios