Taxistas reclamaron "operativos de interceptaciones sorpresivas"

Tras la reunión que tuvieron con el Jefe de la Departamental y el Comando de Patrullas, el Sindicato Único de Peones de Taxi solicitó mayor presencia de móviles en los barrios de la periferia de la ciudad y destacaron la predisposición de la cúpula policial.

Por Redacción

martes 19 de noviembre, 2019

Desde el Sindicato Único de Peones de Taxi (Supetax) mostraron gran preocupación por una creciente ola de robos, luego de dos casos que se dieron a conocer este martes.

Además del conductor baleado cerca del barrio El Martillo, otro taxista fue asaltado en Lorenzini (192) entre Falkner y Strobel. El delincuente le sustrajo la recaudación, objetos personales y le provocaron un corte en el rostro.

Por estas cuestiones, el Sindicato se reunió hoy con el Jefe de la Departamental de Mar del Plata. “Nos reunimos y destacamos la excelente predisposición de Cristian Marcozzi, como así también el Jefe de Comando de Patrullas, Cristian Daniel”, explicó Donato Cirone, secretario General del gremio, en diálogo con El Marplatense.

Respecto a lo planteado en el cónclave de este martes, manifestó que “lo que nosotros resaltamos y dan muy buenos resultados, y lo hemos manifestado varias veces, son los operativos de interceptaciones sorpresivas. Son mejores que los estáticos porque muchas veces los delincuentes ya saben donde se llevan a cabo y lo evitan indicándole el camino al chofer. A su vez, vemos muy positivo que lo móviles cuando recorren los barrios de la periferia y ven un taxi, sobre todo por la madrugada”.

Asimismo, Cirone destacó que “tratamos de analizar cómo neutralizar al delincuente, pero es muy difícil porque el delincuente tiene todo el tiempo del mundo para pensar cómo robarte y evitar que lo agarren o aborten el robo que ya tiene planeado. Más allá de que el taxista no lleva mucho dinero, pero es alguien que siempre tiene efectivo, es tentador para quitarle unos pesos y comprar droga. Entonces, el taxista siempre es un blanco fácil. En la reunión tratamos de plantear todas estas situaciones. Se prometen cosas que a la práctica se llevan un 50% porque hay que tener en cuenta que los móviles del Comando que andan recorriendo la ciudad muchas veces no tienen ganas de bajarse e interceptar un taxi y pedirle documentación”.

“Sabemos que es muy difícil en todos los órdenes, entonces nosotros tenemos que hacer las veces de veedores y trasmitirles si están parando o no a los taxis que van ocupados a los barrios de la periferia”, cerró el secretario General.

Comentarios