Arroyo encabezó uno de sus últimos actos: "Fue una muy buena gestión"

Fue la ceremonia de la Bendición de las Aguas. En compañía del Obispo Gabriel Mestre, el jefe comunal se dirigió a la población marplatense e hizo un balance de su gobierno, de su futuro en la política y de la transición municipal. "Les pido disculpas por las cosas que no pude hacer, me voy más pobre de lo que llegué, pero contento de haber cumplido", dijo. 

Por Redacción

sábado 7 de diciembre, 2019

En el marco de la ceremonia de la Bendición de las Aguas realizada esta mañana por el Obispo de Mar del Plata, el monseñor Gabriel Mestre, el intendente Carlos Arroyo brindó una de sus últimos discursos a la población local y luego contestó las preguntas de la prensa. Habló sobre su gestión, sobre sus planes a futuro e hizo referencia a la transición política.

Hacia los marplatenses y turistas que se detuvieron para participar de la ceremonia, Arroyo dijo: "Les pido disculpas por las cosas que no pude hacer, lo que hice fue con buena voluntad, pensando en el bienestar de los marplatenses y con honradez, me voy más pobre de lo que llegué, pero contento de haber cumplido".

Al ser consultado acerca de cómo calificaba su gestión, el jefe comunal consideró que fue "muy buena, dentro de lo humilde". "Realmente goberné dos años nada más, dos me dediqué a pagar problemas que había de todo tipo, me agotaron, me llevó un esfuerzo tremendo y una vez que equilibré la máquina empecé a hacer cosas del gobierno", expresó.

Sobre su futuro, Arroyo consideró que se mantendrá en la política, luego de un breve descanso. "No voy a seguir yo, va a seguir la mayor parte política del partido, vamos a tratar de hacerlo crecer para que sea provincial, porque no vemos salida dentro de las alternativas que hay", manifestó.

Por otro lado, el funcionario se refirió a su sucesor en la intendencia, Guillermo Montenegro. "Le deseo lo mejor, sinceramente, porque creo que la suerte del nuevo intendente es la suerte de los marplatenses y yo soy marplatense, lo mejor que nos puede pasar es que le vaya muy bien", aseveró Arroyo.

"Acá hay muchos problemas, hay que entender eso. Yo recibí una ciudad quebrada y él no, yo le dejo la ciudad con dinero, con sueldos pagos, con la plata de los aguinaldos, está todo", continuó.

Por último, Arroyo hizo un análisis a nivel país, de la actuación del gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri. "La parte institucional funcionó muy bien, hubo República, libertad de prensa, se incorporó a la Argentina al mundo, pero desde el punto de vista de la economía fue desastroso", concluyó.

Comentarios