Trabajadores de Torres y Liva, en vilo por la continuidad de la empresa y sus fuentes laborales

Los gremios que nuclean a los empleados de la distribuidora incendiada el 15 de diciembre mantuvieron una reunión este martes en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, donde los dueños de la firma presentaron un Proyecto Preventivo de Crisis.

Por Redacción

martes 7 de enero, 2020

El incendio ocurrido el 15 de diciembre en la estructura de la distribuidora de Torres y Liva provocó daños a propios y extraños. A los empresarios, a los departamentos linderos y a los empleados.

Estos últimos, representados por sus gremios, se reunieron con los responsables de la firma para conocer el futuro, que finalmente presentó un Proyecto Preventivo de Crisis. En total, son 55 empleados de comercio, 9 viajante y 5 camioneros.

Al respecto, Darío Zunda, secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, dialogó con el programa "Antes que sea tarde", que se emite por Radio Mitre Mar del Plata. "Han tenido impedimentos, producto de la propia situación de no poder hacerse de ningún lugar físico para funcionar como empresa, lo cual es entendible, pero nosotros reclamamos que terminen de pagar el aguinaldo ya que no se hizo en su totalidad", comenzó.

"La empresa hizo una presentación de un Proyecto Preventivo de Crisis ante el Ministerio de Trabajo, donde asistimos para presenciarlo con un compromiso de cancelar la deuda del aguinaldo para este fin de semana y, entre el lunes y martes de la siguiente, pagar los primeros quince días de diciembre, que es cuando el comercio estuvo abierto", continuó.

Sin embargo, surgen varios interrogantes al respecto de la continuidad laboral. "Claramente hay discusiones que van a seguir una vez que cumplan con esta parte, en lo que respecta a los sueldos de los empleados. Es necesario que los trabajadores, que son ajenos al hecho ocurrido, cobren sus haber correspondientes a todo el mes", referenció Zunda.

Asimismo, el secretario gremial destacó que "tratamos que no se pierdan las fuentes de trabajo, pero vemos una serie de dificultades con el funcionamiento del comercio. Y una vez que analicemos ese Preventivo de Crisis, vamos a ver la manera de cómo ayudar en la continuidad de la empresa porque sabemos que puede haber despidos, reducción de personal y, si la intención de la empresa es achicar porque su estructura no tiene espacio físico. Claramente, la empresa no es ajena a lo que respecta a su Responsabilidad Social que tiene sobre los casi 70 trabajadores".

Por último, Zunda reconoció que puede haber retiros voluntarios y acuerdos entre los sindicatos, los trabajadores y la empresa. "Hay algunos indicadores como la imposibilidad de encontrar un espacio físico de iguales dimensiones, cuestión que complica porque la estructura empresaria que hoy manejan no contaría con los recursos necesarios para arrancar rápido y firme. Hasta tanto se llegue a la reapertura, hay que ver cómo es la situación de los trabajadores. Y una vez que se concrete, ver cómo van a prescindir de los empleados si es lo que deciden, porque un Preventivo de Crisis no se acompaña con despidos. Se pueden buscar salidas con retiros voluntarios en el caso de que haya gente que se quiera ir y después ver cuando empiece a funcionar. Por lo tanto vienen un par de meses complicados en términos de que la gente sigue perteneciendo a la empresa Torres y Liva SA y necesita volver a trabajar y cobrar sus sueldo como corresponde", cerro el secretario gremial.

Comentarios