Ola delictiva

Por Julio Razona

lunes 27 de enero, 2020

EL AUMENTO DEL DELITO ES PROPORCIONAL A LA FALTA DE IDONEIDAD DE LOS FUNCIONARIOS. RESPONSABLES.

Funcionarios  indignados,  homicidios espantosos,  ola de  robos salvajes y el regreso de los secuestros extorsivos. A los  responsables de la  pereza estatal, de la más absoluta incapacidad para enfrentar los problemas criminológicos, se le ha sumado  la falta de idoneidad de quienes deberían cuidarnos.

Nuestros  representantes políticos se convirtieron en una especie de "relatores de hechos de violencia", de espectadores, pese a que están obligados a  prevenirlos y si  no pudieron, a  reprimirlos. Pero en los hechos los cuentan  y se indignan, como cualquier vecino, pero a ellos les pagamos sueldos enormes, no para que nos detallen lo que ocurrió y qué emociones les nacen, sino para que implementen un plan de política criminal concreto, inalterable y disuasivo por ser eficiente. . . .

Ante el fracaso estrepitoso en   política criminal , nuevamente se  recurre a  ideoligizar o  politizar  cuestiones judiciales y de seguridad, con mecanismos que ponen en claro que solo cuentan con discursos zafaronianos que ven a delincuentes victimas del neoliberalismo y la oligarquía,  planteos absurdos como el desarme policial, terminar entidades de lucha contra el narcotráfico, liberar delincuentes de la cárcel porque hay muchos, pagar un sueldo a presos  que no hacen nada, banalizar los abusos sexuales de la clase política acomodada, pero siempre con la  infaltable foto con cara de preocupado entre micrófonos de los funcionarios, para que se note que están  desorientados.

La seguridad se construye con idoneidad, profesionalismo, estricto cumplimiento de la ley, solidaridad, honestidad, coraje, decisión y firmeza, el resto es solo relato tan fantástico como  antropológico.

 

Comentarios