Coronavirus, el puerto y un riesgo inexistente

Jorge Frias y Nazareno Di Giovani tuvieron esta semana sus cinco minutos de fama con el virus que jaquea a China y los riesgos infundados de que llegue a la ciudad. No entran barcos que salieron de China a Mar del Plata y los pocos tripulantes que hay a bordo embarcaron a principios de año.

domingo 2 de febrero, 2020

Por Roberto Garrone

En los últimos días la lista de muertos y enfermos por el Coronavirus no ha hecho otra cosa que aumentar con una velocidad inucitada desde Wuhan al resto de China y ya se reportan casos de contagios en países de distintos continentes.

En Mar del Plata los medios se pusieron alertas y buscaron conocer las chances que había de tener un caso autóctono. Y en ese camino hallaron a Nazareno Di Giovani, titular de Sanidad de Frontera, un organismo que funciona en jurisdicción portuaria. Quienes se vacunaron  contra la fiebre amarilla pasaron por el dispensario a metros de Prefectura.

La dependencia tiene vinculación con la flota pesquera. Por disposiciones de Prefectura, el armador debe fumigar con cierta frecuencia el barco para renovar el certificado libre de cucharachas y roedores. Los pocos inspectores que dispone el área controlan los de la flota menor.

Di Giovani planteó la existencia de un protocolo sanitario para prevenir la enfermedad en caso que se registrara un caso.

Si es como el protocolo de lucha contra incendio que dispuso el Consorcio en estos meses, llegara a ocurrir un contagio, la OMS dispondría una cuarentena ya no de 40 meses sino por 4 siglos

Para los medios no hay como descubrir un especialista que pueda hablar del tema de interés. Para colmo a las pocas horas salió Jorge Frías con un comunicado oportunista pidiendo a los empresarios pesqueros que no contraten tripulantes chinos para evitar la propalación de la enfermedad. El virus se incuba en 2 semanas, los pocos chinos a bordo de pesqueros zarparon después del brindis de fin de año. No hay riesgos ahí

El Presidente de la Asociación Argentina de Capitanes ama esos 5 minutos de fama, aunque lo que diga no sea del todo cierto. Otros gremios como el suyo, SICONARA; SIMAPE; SOMU, que representan a los tripulantes argentinos no dejan que los armadores contraten extranjeros: chinos, ni peruanos, uruguayos o chilenos. Alguno español se sube y nadie dice nada, claro. Igual los capitanes prefieren a Frías en versión figureti antes que como Secretario General firmando convenios a la baja.

Si ocurre que algunas empresas chinas que pescan calamar con permisos de pesca nacionales cuentan a bordo con personal chino que fiscaliza la tarea de pesca en el puente y la bodega. A esos roles le apuntó Frías. En Fenix, la principal empresa china adentro del caladero nacional, todavía deben estar tentados.

En ese contexto de sacar “especialistas” para hablar del Coronavirus y Mar del Plata, otra vez sonó el teléfono de Di Giovani. Consultado por otro medio, en este caso el portal 0223, el hombre se envalentonó y comenzó a mandar fruta.

Aseguró que Medicina de Frontera controla la llegada al puerto de un buque cada 3 días desde China, “unos 10-12 barcos por mes”, puntualizó el especialista aunque trató de llevar tranquilidad a los lectores. “Estamos con elementos suficientes para estar defendidos de esta situación”.

Que no cunda el pánico. Es todo sarasa. No me acuerdo cuándo fue la última vez uqe ingresó al puerto marplatense un barco chino. Quizás alguno capturado por Prefectura tras encontrarlo pescando dentro de las 200 millas, pero quizás era coreano, o taiwanes.

Pero de esto hace mucho tiempo. Es que hoy en día casi que no entra nadie al puerto local. Los cruceros -hay uno varado en Italia con 6 mil pasajeros ante el riesgo que haya un contagiado a bordo- nunca llegaron a la Terminal invicta.

El petrolero opera para YPF en la posta de inflamable y el único de contenedores que queda, al servicio de Maersk, hilvana Montevideo con Mar del Plata y puertos patagónicos. La carga de ahi sube en otro feeder a Santos y se reparte al mundo desde allá.

Acá nos quedan los pesqueros cada vez con menos actividad a partir de la coyuntura que afecta a la pesca. Las lanchas amarillas son un riesgo pero no de Coronavirus. Los costeros pueden tener alguna rata medoreando el muelle 10 y los estibadores del fresco pasan hambre pero siempre hay algun pescado para comer.

Los colorados de altura a lo sumo llegan a la milla 200 para pescar el abadejo que en la 201 saquean buques chinos, españoles, coreanos y taiwaneses. Esos barcos no entran a Mar del Plata ni a ningún puerto argentino.

Los poteros de las empresas chinas que puso en jaque Frías hace años están operando en Argentina. A ver si nos entendemos Di Giovani, y deja de sembrar pánico de manera innecesaria. No van a descargar a China y vuelven. A China mandan el calamar que pescan en aguas nacionales  y descargan en puertos como Mar del Plata, Madry y Deseado

Por ahora el mayor riesgo que genera esa flota es que no reprocesan el calamar comprometido cuando se les entregó el permiso de pesca. Y exportan a China con retenciones pero ingresan sin los aranceles que aplica China al calamar que compra de empresas argentinas, aranceles que no bajan tampoco, pese a los renovados compromisos.

Pero ese puede ser un riesgo económico financiero. No sanitario, Nazareno.

Comentarios

Argentina - Coronavirus (COVID-19)

Total casos: 966 - Muertes: 24 / Mar del Plata Casos confirmados: 6 - Sospechosos: 22 - Muertes: 2