CINE

“Crímenes de Familia”: el estreno argentino más esperado en Netflix

El filme protagonizado por Cecilia Roth y Miguel Ángel Solá, se estrena hoy con acceso gratuito en las pantallas del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (Cine.ar y Cine.ar Play), en simultáneo con la plataforma líder mundial del streaming.

Por Redacción

jueves 20 de agosto, 2020

"Crímenes de familia", el nuevo filme de Sebastián Schindel, que iba a estrenar de forma exclusiva en Netflix, formará parte también de los estrenos de Cine.ar y Cine.ar Play y se lanzará de forma casi simultánea a partir de este jueves 20.

El filme, que iba a llegar a la plataforma del líder mundial del streaming el miércoles 19, atrasó un día su estreno y estará disponible desde este jueves.

De esta manera a las 22, podrá verse en el canal Cine.ar TV, con repetición el sábado a la misma hora, mientras que también estará alojada en el catálogo de Cine.ar Play desde las 9 del viernes 21, gratis por una semana.

Después de un largo proceso de escritura y producción, el director Sebastián Schindel tenía previsto estrenar su último filme en mayo pasado. A raíz de la pandemia, el debut de la cinta “Crímenes de familia” finalmente se dará hoy en Netflix, donde estará disponible en todo el mundo y subtitulada en varios idiomas.

En este film el director de “El Patrón” y “El Hijo” volvió a encarar una historia teñida por el suspenso y en un contexto judicial, inspirado en dos casos reales. La cinta protagonizada por Cecilia Roth traza la historia de Alicia, una madre desesperada que hará lo imposible para evitar que su hijo Daniel (Benjamín Amadeo) sea condenado a prisión acusado de intento de homicidio de su ex-esposa. En medio de todo el proceso, Alicia irá descubriendo una escabrosa trama oculta que cambiará su vida por completo y la convertirá en una auténtica pesadilla.

En "Crímenes de familia" se habla de la situación desvalida que sufren las personas humildes expuestas a abusos intrafamiliares, de las virtudes y las intrigas del sistema judicial argentino, de la violencia de género, de los comportamientos abusivos, de la reivindicación de la mujer, de la expiación de ciertas culpas y, sobre todo, de los múltiples rostros que puede adoptar la maternidad.

La mayor virtud de Schindel pasa por el lúcido manejo de todas estas situaciones, presentadas y expuestas desde un lugar que en principio podría desconcertar al observador por la aparente ausencia de una toma de posición. Ese distanciamiento se convierte en virtud: los hilos aparentemente dispersos se van uniendo y las conductas de los personajes adquieren finalmente una comprensión cabal. Cecilia Roth, Yanina Avila y Benjamín Amadeo son puntos interpretativos muy altos en un relato que también aprovecha al máximo el buen rendimiento de cada uno de los aportes técnicos y artísticos.

Comentarios