En Mar del Plata sugieren la convocatoria de médicos recién recibidos para descomprimir las guardias

El principal problema es que cerca del 30% del personal prehospitalario permanece aislado, en una situación muy compleja que atraviesa la ciudad en el marco de la pandemia. Por ello, la recomendación del médico cardiólogo y director de Cardio Emergencias Miguel Martín.

Por Redacción

miércoles 9 de septiembre, 2020

El principal problema que atraviesa Mar del Plata es la escasez de profesionales de la salud para hacerle frente a la pandemia. El principal problema es que cerca del 30% del personal prehospitalario permanece aislado. Y de hecho, el pasado jueves en conferencia de prensa, la secretaria de Salud de General Pueyrredon, Viviana Bernabei, sostuvo que se están evaluando distintas alternativas, como por el ejemplo, incorporara más personal.

"Se profundizó la falta de camas en las clínicas, pero también se agudizó el contacto del personal con personas en contacto estrecho con Covid-19 positivo. En las últimas semanas se modificó todo de una manera más crítica", explicó el médico cardiólogo y director de Cardio Emergencias el Dr. Miguel Martín.

En esa misma línea, el especialista agregó que "la plantilla de asistencia se redujo notablemente" y que hoy las bajas alcanzan al menos a un 30% del personal entre médicos, choferes y enfermeros. "El personal de salud tiene una multiplicidad de estrés factorizada por el multiempleo. Hoy tiene una temática de crisis en cada labor que desarrolla", explicó el médico, según consignó diputadosbsas.com.ar.

Asimismo, resaltó que el principal problema no es el faltante de camas sino la fatiga del personal de salud, que este miércoles superó su récord de casos diarios.

"Estamos preocupados porque la forma de salvaguardar al personal es otorgarle franco o una licencia, pero hoy no lo podemos hacer porque no tenemos personal", explicó el médico con más de 40 años de trayectoria.

Ante a la problemática, el director de emergencias sugirió que se convoque a médicos recién recibidos para poder ubicarlos “en el frente de batalla en la patología de primera instancia" asesorados por un profesional que tenga experiencia.

"Por qué no usamos este recurso inteligente para lo que estudiaron, que tiene alto espíritu de servicio y lo colocamos en posiciones estratégicas con el control de médicos. Así aliviarían las guardias que están saturadas", apuntó.

Asimismo, cabe destacar que en vistas de aliviar la situación que atraviesan las guardias se habilitaron las consultas telefónicas. "Sin embargo la gente quiere ser evaluada por un médico, no se acostumbran y eso satura mucho más al sistema porque obliga a desplazamientos permanentes y constantes de las unidades", sostuvo el médico.

Por último, Martín sopesó: “Dejemos de contar las camas de terapia intensiva. Las camas son muebles. Contemos el personal, ahí vamos a saber si están en condiciones de asistir a las personas en tiempo y forma", además detalló, "Estamos en una situación de mucha alerta, de tensión. Nos preparamos para un colapso".

Comentarios