El asesino de John Lennon pensaba matar a otra estrella del rock

Se conoció una entrevista inédita a un recordado artista que confesó que Mark Chapman lo tenía en la mira.

Por Redacción

jueves 10 de septiembre, 2020

Hace casi 40 años, Mark Chapman aparecía en las tapas de los diario del mundo. Fue el responsable de asesinar a John Lennon, en la puerta del edificio donde vivía el músico. Herido de gravedad, el ex Beatle fue trasladado al Hospital Roosevelt. Los médicos hicieron todo lo posible para salvarlo. No pudieron. Murió a las 23:15. Tenía 40 años.

Hace unos días se conoció un detalle revelador. Chapman tenía en mente matar a otra figura del rock. Según difundió Far Out Magazine, David Bowie era el segundo en la lista del asesino. El propio artista lo reconoció en la entrevista inédita realizada por Redbeard, en 1999.

El recordado artista contó que Mark Chapman tenía una entrada para ir a una función de El Hombre Elefante, espectáculo que estaba dando en Broadway cuando ocurrió el crimen del ex Beatle, el 8 de diciembre de 1980.

“La noche después de la muerte de John había tres asientos vacíos en la primera fila. No puedo decirte lo difícil que fue continuar. Casi no superé la actuación”, destacó Bowie.

John Lennon y David Bowie eran buenos amigos. Juntos compusieron y grabaron el tema “Fame” que formó parte del disco Young Americans que el duque blanco publicó en 1975.

Por su parte, Mark David Chapman perdió el mes pasado su undécima apelación para intentar librarse de su condena a cadena perpetua, según informó un representante del sistema penitenciario de Nueva York.

A los 65 años, el acusado deberá esperar dos años antes de volver a presentar la petición. El cuerpo que evaluó la conducta del asesino del ex Beatle no dio detalles de los argumentos para hacer caso omiso a los reclamos de libertad. Fue condenado a un mínimo de 20 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua, y desde que se cumplió el plazo establecido comenzó a reclamar sin éxito por su liberación.

Al iniciar por primera vez estos trámites, Yoko Ono envió una carta a las autoridades en la que expresó su enérgico rechazo a la salida del asesino y, desde entonces, cada vez que se renueva el reclamo, la artista japonesa se limita a recordar los argumentos del escrito.

En su entrevista en agosto de 2018, Chapman dijo que era un hombre cristiano y religioso que daría la bienvenida a la libertad aunque reconoció que no la merecía.

Mataron a Lennon, un título que recorrió el mundo

En 1980, el ex Beatle tenía un montón de proyectos. Entró al estudio para darle vida a un nuevo disco, Double Fantasy. Estaba contento con su regreso a la industria musical. Después del llamado “Fin de semana perdido”- se había ido a Los Ángeles con su secretaria personal y amante May Pang- John recompuso su relación con Yoko Ono y se interesó por el cuidado de su pequeño hijo Sean.

Después de cinco años de silencio, John decidió darle vida a sus nuevas canciones. Entre agosto y septiembre de 1980, se la pasó en el estudio grabando los temas de Double Fantasy. “(Just Like) Starting Over”, “Beautiful Boy (Darling Boy)”, “Woman” o “I’m Losing You”, son algunas de las canciones que se transformarían en clásicos de su carrera solista.

Ese 8 de diciembre de 1980 arrancó con mucha actividad para el músico. La fotógrafa Annie Leibovitz fue a su departamento para realizar una sesión para la revista Rolling Stone. Había dado una extensa entrevista el 5 de diciembre a la revista especializada en música, en la que repasó su carrera y, en especial, habló de su nuevo disco.

En la puerta del edificio, se le acercó un joven de 25 años, Mark David Chapman, que le entregó a Lennon una copia de Double Fantasy para que se lo firmara. El rockero nunca imaginó que a las pocas horas ese hombre lo mataría.

José Sanjenís Perdomo, portero del Dakota, le gritó a Chapman "¿Te das cuenta de lo que hiciste?, a lo cual respondió con calma: “Sí, le acabo de disparar a John Lennon”.

Fuente: TN/La Viola

Comentarios