Confirman que “The Walking Dead” termina en la temporada 11

El final de la ficción que imagina un apocalipsis zombie será en 2022. Además, anunciaron una serie centrada en los personajes de Daryl y Carol.

Por Redacción

viernes 11 de septiembre, 2020

Una de las ficciones que masificó el subgénero del terror zombie a nivel internacional se despide para siempre. La exitosa serie estadounidense The Walking Dead llegará a su fin en 2022 durante la temporada 11, que tendrá la particularidad de extenderse por dos años y 24 episodios.

El canal de cable AMC, cadena en la que se transmite el programa en los Estados Unidos, anunció este miércoles que a la actual temporada se le agregarán seis episodios nuevos que se lanzarán en 2021. Este cambio se dio a partir de la interrupción de los rodajes a partir de la pandemia de coronavirus.

Pero el universo apocalíptico no termina con esta serie. Los realizadores anunciaron que encargaron un nuevo desprendimiento, centrado en los personajes de Daryl Dixon y Carol Peletier, dos de los personajes más fuertes de The Walking Dead, que se verá a partir de 2023.

Fear The Walking Dead, que empezó a emitirse en 2015, fue la primera serie derivada del mundo creado por el guionista Robert Kirkman y el ilustrador Tony Moore. Junto a ella, este año, también se anunció una nueva: The Walking Dead: World Beyond, centrada en el público adolescente.

El canal también está trabajando en otro proyecto llamado Tales of the Walking Dead, que examinará con más detalle algunos de los personajes de la serie original, aunque aún no se dieron precisiones.

The Walking Dead es la adaptación de una saga de historietas que recorre las aventuras de las personas que sobrevivieron a un desastre humanitario desatado por un virus que convierte a los muertos en zombies contagiosos y hambrientos de carne humana.

Lanzada en 2010, la serie fue uno de los éxitos internacionales más importantes que tuvo a una producción con la temática zombie de por medio. El pico de su popularidad lo alcanzó durante la quinta temporada, cuyo primer episodio rompió un récord de audiencia al obtener 17,3 millones de espectadores.

Desde ese momento, hasta ahora, la ficción empezó a decrecer en el interés del público. Su nivel de audiencia bajó a partir de decisiones argumentativas polémicas y la salida de uno de los actores principales, Andrew Lincoln, que interpretaba al líder Rick Grimes. En marzo, el programa llegó a tener menos de 3 millones de espectadores, una cifra muy por debajo de las expectativas.

La serie fue un estandarte del éxito del canal AMC, que creció al ritmo de ficciones como Mad Men y Breaking Bad, por ejemplo, que se convirtieron en producciones de culto. Muchas de ellas todavía son consumidas en diferentes plataformas de streaming.

Fuente: TN

Comentarios