Reclamo "a la japonesa" de UOCRA: "No es un capricho, es una necesidad"

Así lo indicó el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), César Trujillo. "Estamos trabajando y haciendo uso del derecho a huelga", afirmó. Además, destacó que la negativa de Provincia es "injusta".

Por Redacción

viernes 11 de septiembre, 2020

Las obras privadas se reactivaron este viernes a modo de protesta en Mar del Plata, a raíz de la negativa gubernamental de exceptuarlas de la fase tres. Desde la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) afirmaron que se trata de una "huelga a la japonesa con movilización".

César Trujillo, titular de la UOCRA, explicó sobre el reclamo que llevan adelante desde esta mañana: "Ha sido positivo, los empresarios han abierto las puertas de las obras. Estamos trabajando normalmente cubiertos con todo lo que marca la ley, con las ART y con el protocolo".

"Trabajamos desde el diez de mayo hasta hace unos días normalmente bien, con los ingenieros y técnicos de higiene y seguridad. La dignidad nuestra es el laburo. Hoy estamos trabajando y haciendo uso de un derecho constitucional, que es el derecho a huelga", indicó.

Mientras tanto, la obra pública continúa en funcionamiento y cuenta con el visto bueno de la Provincia. En este sentido, Trujillo destacó que "no tiene sentido común, es lo mismo, hay obras que son muchos más peligrosas y complejas que levantar una pared o un revoque".

"Es inentendible que a 400 km te digan que no podes trabajar. Es injusto. Nos preparamos para esto. Es triste ver a alguien especializado en una esquina al lado de una olla para que le den un plato de guiso", consideró.

Asimismo, hizo hincapié en un punto clave. A diferencia de lo que ocurre en AMBA, en Mar del Plata los trabajadores de las obras "no viajan en transporte público, lo hacen por su cuenta, en moto, bicicleta, auto o vehículos puestos por la empresa".

Además, señaló que ante la falta de ingresos los trabajadores "salen a buscar la changa donde no hay controles, ni protocolos, para ganarse el mango".

Finalmente, afirmó: "Que nos dejen trabajar. Nosotros queremos estar habilitados en fase tres. Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada. No es un capricho es una necesidad".

Comentarios