Exigen al gobierno bonaerense que habilite la obra privada en Mar del Plata

La concejal Vilma Baragiola presentó un proyecto de comunicación del HCD tras la suspensión con el regreso a fase 3 y las consecuencias que implica para el sector.

Por Redacción

lunes 14 de septiembre, 2020

La presidenta del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical, Vilma Baragiola, presentó hoy un proyecto de comunicación ante el Honorable Concejo Deliberante solicitando al gobernador de la Provincia de Buenos Aires se autorice el regreso a la actividad de la obra de construcción privada.

“El retroceso de nuestra ciudad a Fase 3, suspendiendo la actividad de la obra privada, ha obligado a un gran número de vecinos a volcarse al trabajo informal, las comúnmente conocidas changas, en las cuales ante la ausencia de un protocolo, aumenta significativamente el riesgo sanitario”, fundamentó la edil.

Baragiola expresó su preocupación “ante la paralización de las más de 650 obras privadas que se encontraban activas en nuestra ciudad, empleando en ellas a más de 7.000 trabajadores, que trabajó sin contagios desde el 11 de mayo junto con el resto de la industria y en la que más del 90% del personal empleado se traslada en transportes particulares o provistos por la misma empresa. Por lo tanto, creemos que no existen razones para que, a diferencia de la obra pública y el resto de la industria, la obra privada se encuentre impedida de desarrollar sus actividades normalmente”.

Cabe destacar que a nivel estadístico, los números colocan a la actividad entre los sectores con menor riesgo de contagio, ya que no implica rotación de terceros; se desarrolla esencialmente al aire libre y con distancias interpersonales considerables, al igual que la obra pública (actividad que si se encuentra permitida).

Para finalizar, la concejal explicó que “dicha actividad fue habilitada con protocolos de seguridad e higiene muy estrictas, acordados con la Uocra y la Cámara Argentina de la Construcción y se han venido desarrollando sin ningún tipo de riesgos para quienes trabajan y para terceros. La reactivación de la obra privada no solo garantiza que cientos de personas puedan trabajar en forma directa, logrando un salario digno, sino también generando un importante movimiento económico a raíz de lo que estas construcciones producen en forma indirecta”.

Comentarios