Kit Harington criticó al personaje de Jon Snow: “Es un modelo masculino que no se necesita más”

Uno de los protagonistas de “Game of Thrones” reflexionó sobre los alcances que tuvo su rol y los efectos en la sociedad.

Por Redacción

jueves 24 de septiembre, 2020

Kin Harington tiene claro que no quiere volver a interpretar a un personaje como Jon Snow. Uno de los actores principales de Game of Thrones se abrió emocionalmente sobre lo que significa ponerse en la piel de un hombre al que le da miedo, vergüenza o que, simplemente, se siente cohibido por la sociedad para hablar de sus sentimientos y mostrarlos en público.

En una charla con el diario británico The Telegraph, el intérprete se refirió a los códigos no escritos de que los hombres que muestran sus sentimientos están dejando al descubierto también sus debilidades. “Siento que los hombres tienen un problema en lo emocional, un bloqueo, y todo ello proviene de la Segunda Guerra Mundial y se fue transmitiendo de generación en generación, los abuelos a los padres y estos a sus hijos”, dijo Harington, antes de añadir tajante: “No hablamos de cómo nos sentimos porque muestra debilidad, porque no es masculino. Después de haber interpretado a un hombre heroico, pero que se guardaba sus sentimientos para sí mismo, siento que es un papel que en el futuro no quiero volver a interpretar”.

Harington considera que el personaje de la exitosa serie “es un rol masculino del que el mundo no necesita ver mucho más” y por eso reflexiona sobre la necesidad que hay en el cine de cambiar esta mentalidad. Él sabe de lo que habla porque en su casa se nutrió desde siempre en que no hay diferencias entre hombres y mujeres, gracias a la crianza de su madre, la dramaturga Deborah Jane Catesby. “De pequeño pedía a Max El Poderoso (una serie de animación de mediados de los noventa) y ella me compraba una Polly Pocket. Pedí un muñeco de acción y ella me regalaba una muñeca”, dice sobre los juguetes que socialmente están asociados a nenes y nenas.

Unas declaraciones que resultan extrañas ya que el actor, de 33 años y que pasó los últimos ocho interpretando al héroe que no quiso serlo, pasará a convertirse en superhéroe Marvel en Los Eternos, donde interpretará al Caballero Negro y cuyo estreno antes de la pandemia estaba previsto para noviembre de 2020.

El razonamiento del intérprete británico es una manera más de desligarse del personaje que lo catapultó a la fama pero que, a su vez, lo hundió en una vorágine de problemas con el alcohol y depresión que lo llevaron a internarse en una clínica. El actor nunca ocultó los sentimientos encontrados que le produjo su personaje en la serie y contó varias veces la presión que sintió y cómo empezó a hundirse bajo el estrés cuando pasó a ser protagonista.

“No me gustó que toda la atención de la serie recayera sobre Jon”, comentó en una entrevista con la revista especializada en cine y televisión Variety. “Sentía que tenía que ser la persona más afortunada del mundo, cuando en realidad me sentía muy vulnerable. Pasé un mal momento en mi vida, como creo que le puede pasar a mucha gente a los 20 años. Empecé a hacer terapia y comencé a hablar con la gente. Me había sentido muy inseguro y no estaba hablando con nadie. Tenía que sentirme muy agradecido por lo que tengo, pero me sentía increíblemente preocupado acerca de si podía siquiera actuar”, reconoció.

Fuente: Clarín

Comentarios