MÚSICA

"Zenyatta Mondatta", el disco que trajo a The Police a Mar del Plata, cumplió 40 años

“Don’t Stand So Close to Me” y “De Do Do Do, De Da Da Da” fueron sus exitosos cortes. Cómo se grabó y el mensaje de sus canciones.

Por Redacción

jueves 8 de octubre, 2020

En 1980, The Police sacudía al mundo con su particular estilo, con influencias del punk, reggae y jazz. La new wave en plena explosión. Sting, cantante y bajista del grupo, era el responsable de gran parte del material del trío, donde se destacaba por su fuerte personalidad, recreando sus vivencias en las canciones.

Zenyatta Mondatta, publicado el 3 de octubre de ese año, fue el cuarto disco de la banda y el último con la energía de sus primeros días de gloria. Muchos de los temas nacieron en plena gira, presionados por los directivos de la compañía en lanzar un nuevo trabajo.

Andy SummersStewart Copeland y Sting viajaron grabar las nuevas canciones un estudio en Holanda - Wisseloord Studios- porque tenían problemas fiscales en Inglaterra. No dudaron en llevar a su productor Nigel Gray, que ya había participado en sus anteriores trabajos. El 7 de julio arrancaron con las sesiones que se extendieron por tres semanas.

Outlandos d’Amour (1978), inició el camino de la banda. Un importante disco debut con temas irresistibles como “Roxanne”, “So Lonely” y “Can’t Stand Losing You”, entre otras. Con el tiempo, el álbum llegó a vender cerca de 9 millones de copias en el mundo. “Nos llevó seis meses registrarlo, trabajando en horarios muertos del estudio. No teníamos el dinero para hacerlo de otra forma, más rápida. Por suerte salió muy bien”, recordó Summers, guitarrista de The Police, a La Viola.

Fue el reflejo de la carga de energía, optimismo y esperanza que tenían los integrantes por aquellos días. El éxito siguió con el segundo material, Reggatta de Blanc (1979), que encabezó su tracklist con “Message in a Bottle”, un tema compuesto por Sting que se destaca por una sofisticada línea de guitarra. “Tenía todo en los dedos. Salió de forma natural. Siempre me interesó estar informado sobre las nuevas tecnologías, con pedales para lograr determinados efectos”, resaltó Summers.

En Zenyatta Mondattala historia fue distinta. Si en los dos anteriores discos trabajaron con cierta tranquilidad y diversión, en este tenían que enfrentar las presiones del éxito. La crítica ya marcaba a The Police como uno de los grupos más importantes del mundo.

El álbum tuvo dos simples muy exitosos: “Don’t Stand So Close to Me” y “De Do Do Do, De Da Da Da”. La primera, una canción de tentación y frustración sobre un maestro y una alumna. Sting, quién se había desempeñado en el pasado como profesor, menciona a Vladimir Nabokov, autor del libro Lolita, sobre el amor prohibido de un intelectual a una chica de doce años. El sencillo vendió un millón de ejemplares, tan solo en el Reino Unido, y estuvo entre los 10 primeros en los Estados Unidos, en abril de 1981.

“De Do Do Do, De Da Da Da”, fue mucho más que un curioso título inocente. Llegó a los primeros puestos de varias listas; el primer gran éxito de The Police después de “Roxanne”. Sting, su autor, criticó a quienes la etiquetaron como una canción infantil. El músico sostuvo que fue mal entendida. “La letra trata sobre la banalidad, sobre el abuso de las palabras. Estaba tratando de hacer un comentario intelectual sobre cómo lo simple puede ser tan poderoso”, describió en una entrevista con Rolling Stone, en 1988.

La placa también trae “When The World is Running Down, You Make The Best of What´s Still Around”, uno de los primeros intentos de Sting en mirar al mundo en lugar de sus propios problemas. “Driven to Tears” fue la primera experiencia de Sting en comprometerse con temas políticos. La compuso en una gira por los Estados Unidos, en 1979, después de ver en televisión la difícil situación de los chicos hambrientos en Biafra. El músico contó que las duras imágenes lo hicieron llorar. Una parte de la letra hace referencia a que la gente puede pagar la tecnología para ver la televisión, pero no comida para los niños que tienen hambre.

View this post on Instagram

© Andy Summers

A post shared by Andy Summers (@andysummers_official) on

Andy Summers sumó la interesante “Behind My Camel”, una canción instrumental que logró un premio Grammy a la mejor interpretación instrumental de rock del año. Por su parte, el baterista Stewart Copeland aportó los temas “The Other Way of Stopping” y “Bombs Away”. Este último se grabó en una cinta que Nigel Gray había usado con Siouxsie and the Banshees. En una entrevista Copeland describió: “Cambié la velocidad e hice cosas en la ecualización para modificar el patrón de batería”.

Un día antes de arrancar una mini gira por Bélgica, Francia, España y Portugal, el grupo volvió a mezclar las canciones. No estaban conformes con el resultado. Terminaron a las seis de la mañana y pocas horas después ya estaban en camino a los shows.

Zenyatta Mondatta, el disco que trajo al grupo a la Argentina

Los integrantes de The Police querían descubrir a sus fans sudamericanos, en especial de la Argentina. El trío aterrizó en Buenos Aires para brindar tres fechas: el 14 de diciembre en la inauguración de la discoteca New York City, al día siguiente en Obras, y el 16 en el teatro Radio City de Mar del Plata.

“Estaban al borde de la fama. Ellos se habían consagrado en Europa y la compañía les pedía un disco más comercial y justo salió Zenyatta Mondatta. Su llegada corrió peligro. A último momento el grupo anunció que estaba cansado y que no tocarían en Venezuela y en la Argentina. Daniel Grinbank viajó y consiguió que acepten venir, pero no fueron a Venezuela. Recuerdo que llegaron con un equipo de filmación que seguía de cerca toda la actividad”, describió Juan Manuel Cibeira, periodista de la revista Pelo que entrevistó a la banda en aquella oportunidad.

Antes de los shows, Sting, Summers y Coppeland brindaron una improvisada conferencia de prensa en la discoteca New York City. En ese momento no se contrataba servicio de catering en este tipo de eventos musicales. Cibeira recordó que un encargado de seguridad tuvo que salir a comprar unos sándwiches de jamón para los integrantes de la banda.

El 15 de diciembre, en el show en el estadio de Obras, la banda vivió un momento tenso. El guitarrista le pegó una patada a un policía que quería detener a una fan que estaba bailando cerca del escenario. “Fue una reacción espontánea en defensa de la joven. Era un tiempo complicado en la Argentina. Vivíamos en una suerte de burbuja y no estábamos al tanto de la atmósfera que había en el país. La policía no dejaba que la gente bailara y nos pareció muy malo. Éramos una banda de rock que representaba libertad”, recordó el famoso guitarrista a La Viola sobre aquel episodio. Al finalizar el show, al rockero lo esperaron en el camarín agentes y abogados para aclarar todo.

Varios jóvenes modernos e interesados por el nuevo sonido, característico de la new wave, no dejaron pasar la posibilidad de ver al trío en acción. Gustavo Cerati y Zeta Bosio, que en aquellos años eran compañeros en la carrera de Publicidad, en la Universidad del Salvador, siguieron de cerca la visita del recordado trío. “Fue uno de los momentos mas felices de mi vida. Teníamos mucha ilusión en dedicarnos a la música. Con Gustavo escuchábamos mucho a The Police. Pasábamos mucho tiempo juntos escuchando los casetes de la banda, que era innovadora para ese momento. Teníamos cintas piratas de sus shows que sonaban increíbles”, recordó el bajista de Soda Stereo a La Viola.

La llegada a Mar del Plata marcó un precedente para la ciudad. Un grupo de importancia se presentaba en un teatro local. El teatro Radio City tenía lugar para 2100 butacas, pero esa noche solo se lograron vender alrededor de 450 lugares. Al día siguiente, los músicos junto a un equipo de filmación de la BBC, se fueron al Parque Camet para filmar escenas que aparecerían en la película The Police en el mundo. Sting, Andy y Stewart se vistieron como gauchos y pasearon a caballo ante la cámara.

Fuente: TN/La Viola

Comentarios