Diez curiosidades de "Emily en París", la serie de Netflix que enoja a los franceses

Secretos de rodaje y perlitas de la ficción protagonizada por Lily Collins.

Por Redacción

martes 13 de octubre, 2020

Cuando llegó a Netflix el 2 de octubre, Emily In París causó un gran revuelo entre los espectadores. Algunos quedaron fascinados con los escenarios y la moda que presenta la ficción que protagoniza Lily Collins (la hija del cantante Phil Collins). Otros se enojaron por cómo se refleja el estereotipo del parisino.

Algunos medios llamaron a este proyecto la nueva Sex and the City y hay varios puntos de contacto entre estas historias. Las dos protagonistas tienen una gran pasión por la moda. Las ciudades donde se sitúan los personajes son emblemas del diseño. A eso se le suma que Patricia Field, la vestuarista de la ficción que protagonizó Sarah Jessica Parker, también es parte del proyecto.

La polémica llega de parte los franceses. Las críticas desde ese país no son favorables. "La serie podría haber sido genial de no haber sido por la caricatura de los franceses. (...) son descriptos como arrogantes, sucios, vagos, desagradables, amargados... pero afortunadamente esta joven americana llega para explicarnos cómo funciona la vida”, afirman, por ejemplo, en el medio AlloCiné. "Es simplemente deplorable, me pregunto por qué actores franceses aceptaron participar en la serie", agrega el crítico.

Diez, seis curiosidades de rodaje

1) La serie se filmó íntegramente en París, Francia, y el cercano Valle del Loira. Todos los lugares que aparecen son auténticos (no hay decorados).

2) Algunos miembros del elenco convivieron durante la filmación. Según Cosmopolitan, Lucas Bravo (Gabriel), Ashley Park (Mindy) y Samuel Arnold (Julien) se mudaron juntos a una casa.

3) El creador de la serie Darren Star se inspiró en su propia experiencia para el guión. Según le explicó a Forbes: "Hace bastante tiempo que quería hacer un programa sobre una persona expatriada. Cuando tenía 19 años, hice toda la gira de mochila por Europa durante el verano, aterricé en París y me enamoré de la ciudad. Y pensé que sería genial compartir ese sentimiento con una audiencia y crear una ficción que explorara la experiencia general de lo que es ser un estadounidense en el extranjero".

4) El nombre Emily, de la protagonista fue –según su creador- una elección que tuvo que ver con un guiño a la película Amélie (2001). La sonoridad de ambos es similar.

5) Para darle vida en su cuerpo a la protagonista, Collins pensó que Emily era “una fan deSex & The City”. Según dijo la actriz en una entrevista con E!, al pensar en la historia de fondo, imaginó a su criatura como "una chica que había crecido viendo esa ficción y que se inspiraba mucho en Carrie Bradshaw". De hecho, las joyas de Emily son un guiño a Carrie.

6) Los trajes de Emily también se inspiraron en Audrey Hepburn. Para los productores, Collins se parece a la famosa estrella de cine, por lo que eligieron vestirla en ocasiones como homenaje a Hepburn en Funny Face.

7) Lucas Bravo, el galán de Emily, es además de actor modelo. Tiene un contrato con una importante agencia francesa, Viva Model Management. Gracias a eso, ha podido formar parte de campañas publicitarias de grandes firmas. Antes de volcarse a la actuación, trabajó como ayudante de cocina en un local de comidas. "Cuando recibí el guión de esta serie,pensé: ‘Wow, esto es definitivamente para mí, voy a usar mis habilidades".

8) En la historia Emily no habla francés, pero Collins sí y a la perfección.

9) La jefa de Emily en Chicago está interpretada por Kate Walsh, la actriz que dio vida a la madre de Hannah Baker en otra serie exitosa de NetflixPor 13 razones.

10) La mejor amiga de Emily en Francia es Mindy, quien quiere ser cantante. Ashley Park, la actriz que la interpreta, lo es. Protagonizó diversos musicales en Broadway como ¡Mamma Mia!

Fuente: Clarín

Comentarios