Aumenta la presión a Kicillof para el reinicio de clases presenciales en escuelas marplatenses

Tal como adelantó El Marplatense, desde el Concejo Deliberante se impulsa un proyecto con el objetivo de solicitarle al gobierno provincial la autorización del dictado de clases en el distrito de General Pueyrredon. Guiño del intendente Montenegro.

Por Redacción

miércoles 21 de octubre, 2020

Por Carlos Walker 

Este año, la mayoría de los estudiantes del país no tuvieron clases presenciales, puesto que se suspendieron a solo una semana de empezar, 7 días antes del dictado de la cuarentena y ante la aparición de los primeros casos de coronavirus.

En las últimas semanas, la polémica por la vuelta a clases se centró en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En tanto, la provincia de Buenos Aires, que parecía conducirse a un cierre de año a distancia, sin regreso a las escuelas, ahora también se plegó a la discusión.

Los jefes comunales de La Plata, Julio Garro; de San Miguel, Jaime Méndez; y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, presentaron distintas propuestas para que los alumnos regresen poco a poco a las aulas.

Tal como adelantó El Marplatense, un grupo de concejales del oficialismo y la oposición impulsan un proyecto de comunicación con el objetivo de solicitarle al gobierno de Axel Kicillof la autorización del dictado de clases presenciales en las escuelas marplatenses para estudiantes del último año de educación primaria y secundaria con los requisitos, aforos y protocolos establecidos en el plan jurisdiccional de la Provincia de Buenos Aires para un regreso seguro a las clases presenciales.

En la iniciativa, los ediles remarcaron que “los alumnos que están atravesando el último año, que desde un punto de vista educativo, social y psicológico, están ante un cambio de ciclo, un punto de inflexión en sus vidas y que, por lo tanto, requiere un cierre que excede lo pedagógico y atraviesa lo emocional”.

A su vez, sostuvieron que “a nuestro entender, esa finalización de etapa requiere compartir, al menos por unas semanas antes del fin del ciclo lectivo, el espacio físico en clases presenciales, recuperando el contacto social y el espacio de contención entre los y las estudiantes, por supuesto, contemplando las posibilidades y condiciones edilicias y todos los requisitos para un adecuado cuidado sanitario”.

En declaraciones a este portal de noticias, la concejal de la UCR, Cristina Coria, explicó que “entendemos que hay algunos grupos que tienen prioridad, porque no tienen la posibilidad de hacerlo el año próximo, son aquellos que cierran el ciclo lectivo”.

A continuación, la edil radical aclaró que “esto no es una idea suelta de los concejales de diferentes bloques que hemos firmado el proyecto. Esto se estableció en la Asamblea del Consejo Federal de Educación y en los lineamientos que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires para un retorno seguro a clase. Pusieron como prioritario a los cursos que están finalizando su ciclo lectivo”.

En ese contexto, Coria manifestó que “este proyecto tiene que ver con una cuestión pedagógica y también con lo que significa terminar con un nivel de escolaridad en una escuela, cuando se disuelve un grupo. Esto trasciende lo educativo”. “Creemos que se puede hacer. Nos parece que están dadas las condiciones para el reinicio de las clases presenciales con un estricto protocolo sanitario, también está la posibilidad de utilizar espacios abiertos, cumpliendo las normas de distanciamiento”, destacó la concejal oficialista.

“Cumpliendo con los protocolos, entendemos que los chicos de estos dos niveles podrían hacer un cierre de su ciclo educativo. En esta pandemia que nos toca atravesar, hay que utilizar mucho la imaginación y tratar de extremar los recursos para que algunos cosas no dejen de realizarse”, indicó la edil radical.

Para finalizar, Coria afirmó que “varios concejales hemos coincidido en esta mirada y hemos presentando este proyecto”. “Entendemos que la discusión no solamente se pude dar sobre lo sanitario y lo económico, también se tiene que incorporar un tema, que ha quedado hasta el momento bastante ausente, como es lo que ha pasado con la educación este año, a pesar del enorme esfuerzo que han realizado docentes, alumnos y padres para llevar adelante lo virtual”, sentenció.

Por su parte, el secretario de Educación de municipio de General Pueyrredon, Sebastián Puglisi, señaló que “en la medida en que las autoridades epidemiológicas nos lo autoricen, hay que afinar algunas cuestiones, pero nos parece prudente que los chicos de sexto puedan iniciar tanto por lo pedagógico como lo afectivo, por lo humano, por lo colectivo. Los chicos están necesitando el afecto y cariño, estar juntos".

En declaraciones a CNN Radio Mar del Plata, el funcionario de Guillermo Montenegro destacó que “hay que ser prudentes porque vamos a estar poniendo a muchos chicos en el transporte público, generando mucho movimiento en la ciudad. Sé que con los protocolos, con los cuidados dentro de la escuela, vamos a poder trabajarlo pero también tengo que ser prudente y pensar qué pasa fuera de la escuela”.

“Los docentes tenemos muchísima ganas de que los chicos vuelvan, queremos encontrarlos, queremos estar en el cara a cara, pero siempre sin exponer a las familias", subrayó Puglisi.

Durante la pasada semana, el intendente Montenegro abrió la puerta a la posibilidad de que haya clases presenciales antes de fin de año en Mar del Plata. EN un encuentro virtual con alumnos del colegio Ayelén, el jefe comunal sostuvo que existen gestiones con Nación y Provincia. “Estamos llevando a Nación y Provincia las distintas formas de generar algún tipo de vuelta a las aulas”, afirmó.

“La posibilidad que 6to año vuelve a las aulas me gusta. Queda en claro que la vuelta no va a ser igual que al último día que tuvieron clases en el colegio. Es absolutamente necesario que los alumnos del último año puedan finalizar esta etapa en las aulas y aunque sea puedan tener el acto de fin de curso”, señaló Montenegro, quien remarcó: “Esta posibilidad es viable con mucho cuidado, con responsabilidad y teniendo en cuenta cada caso en concreto, respetando protocolos, analizando el tema de la movilidad y cómo se debe actuar ante la aparición de algún caso”.

Mientras tanto, el gobierno provincial anunció que unos 21 distritos bonaerenses comenzarán a transitar el regreso a las aulas a partir del 26 de octubre, mientras que otros tres avanzarán con actividades de capacitación y organización de las escuelas de cara a la vuelta.

Los municipios que iniciarán el retorno a las clases presenciales serán Daireaux, Bragado, Tres Lomas, Lobos, Lezama, Salliqueló, Alberti, General Lavalle, Adolfo Alsina, Monte Hermoso, 9 de Julio, Puan, 25 de Mayo, Guaminí, Monte, General Lamadrid, Rauch, Florentino Ameghino, Carlos Tejedor, González Chaves y Chascomús.

Allí, en los distritos que fueron evaluados como de “bajo riesgo epidemiológico”, se fijó el 26 de este mes como fecha para comenzar con un “progresivo regreso de los primeros grupos de estudiantes a las aulas”.

En el marco del retorno, Provincia avisó que realizará todas las semanas una “evaluación de riesgo epidemiológico” que incluye “la intensidad de la transmisión” y la “respuesta del sistema de salud desde una perspectiva regional”.

“Es una herramienta que nos permite encarar esta nueva etapa con prudencia, responsabilidad y mayor seguridad, ya que, al evaluar lo que sucede en cada momento, podemos tomar la decisión de continuar con el regreso progresivo a la escuela y, en caso de ser necesario, suspender o posponer”, explicó la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila.

Comentarios