"Prohibir la actividad de entretenimiento es empujarla hacia la clandestinidad"

La cámara de la Industria del Entretenimiento Argentino (IDEAr) manifestó su preocupación ante la determinación del gobierno bonaerense de prohibir los teatros, clubes y producciones en espacios cerrados. Indicaron que "pensar que va a evitar que se desarrolle "es un error". 

Por Redacción

jueves 22 de octubre, 2020

Desde la cámara de la Industria del Entretenimiento Argentino (IDEAr) expresaron este miércoles su preocupación ante lo anunciado por Axel Kicillof, sobre los protocolos para la temporada de verano en la Costa Atlántica y la prohibición de las actividades de entretenimiento y esparcimiento en lugares cerrados.

La decisión fue confirmada este lunes por el  ministro de Producción de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa, en un acto realizado en el Museo MAR de Mar del Plata. "No se habilitarán actividades de entretenimiento y recreación dentro de espacios cerrados, y que también estarán cerrados los espacios comunes de hoteles", indicó.

Productores teatrales y trabajadores del sector recibieron la noticia con una gran decepción y expresaron su sorpresa a través de las redes sociales. Tras la presentación, el empresario Carlos Rottemberg consideró que se trata de un "hecho inédito, que golpea fuerte a nuestra actividad".

En sintonía con sus declaraciones, Ariel Gambini, socio fundador de la cámara IDEAr, afirmó: "Los anuncios son duros. Te dejan shockeado, sin respuesta, porque lo que se estaba esperando era apelar a la responsabilidad individual, a realizar los protocolos pertinentes".

"El virus es algo con lo que vamos a tener que convivir. Hay que abandonar la actitud paternalista, apelar a la responsabilidad individual, el protocolo y entender que lo mejor que nos puede pasar es que toda actividad recreativa se desarrolla dentro un marco legal", destacó e insistió en que pensar que prohibir la actividad va a evitar que se desarrolle "es un error".

En este sentido, consideró: "Prohibir la actividad de entretenimiento, teatros, música, clubes, producciones, es empujarla hacia la clandestinidad. Las personas van a buscar verse y en vez de hacerlo en un lugar con todas las normas sanitarias pertinentes va a terminar siendo en una casa".

Además, se refirió al impacto económico de la medida en el sector, aseguró que "está devastado" y que lo anunciado llega como "un tiro de gracia" para el teatro y el turismo que en el país nuclean "más de un millón de fuentes de trabajo que vana ser irrecuperables".

"La expectativas que hay sobre la temporada de verano son buenas, va a ser un éxito, aunque no explotada. La gente va a venir, y nosotros tenemos que tener propuestas y contenidos de entretenimiento para que la opción no sea la clandestinidad", cerró.

Comentarios