Seguridad en Mar del Plata: los desafíos que le esperan a Horacio "Totó" García

Un incremento del delito, reclamos varios en los barrios, de taxistas y remiseros y la temporada de verano encima, aparecen como puntos claves que no debe desatender el nuevo secretario elegido por Guillermo Montenegro para reemplazar a Darío Oroquieta,

Por Redacción

jueves 5 de noviembre, 2020

Por Marcelo Marcel

La salida de Darío Oroquieta de la secretaría de Seguridad municipal deja en sí, una lista de temas sin resolver, cuestionamientos en los barrios de Mar del Plata y desde la oposición y una herencia que debe remontar Horacio García cuando se haga cargo de esa silla: será clave la relación con los ministerios de Provincia y Nación, a pocos días de la temporada.

Oroquieta asumió el pasado 10 de diciembre con las ilusiones de poder llevar a cabo en la ciudad un trabajo con su impronta luego de haber sido el Subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Federal dependiente de la Secretaría de Seguridad de la Nación durante el gobierno de Mauricio Macri.

Fue, asimismo, secretario de Seguridad en Vicente López y, junto a Eugenio Burzaco, formó la policía Metropolitana. Pergaminos tenía de sobra. Pero, ¿Qué le faltó a Oroquieta en Mar del Plata?.

Quienes lo conocen desde cerca saben que puso su voluntad al servicio de la seguridad, intentó con la creación de la Patrulla comunal tener una herramienta cercana al vecino pero eso no funcionó. Los reclamos se acentuaron luego de la temporada con la llegada de la pandemia aunque él se encargó de decir públicamente que la retirada de las fuerzas Federales había sido clave para el aumento del delito.

Peleó por la restitución de los 500 gendarmes y en ese tema contó con el apoyo del HCD, de vecinos y del Foro de Seguridad comunal. Pero desde el Ministerio de Seguridad de Nación las respuestas se sucedieron una y otra vez, con un no rotundo. Y allí el Frente de Todos lo cruzó al pedirle "un Plan integral de Seguridad" y catalogar que sus pedidos no "iban por el camino correcto", tal las palabras del concejal Vito Amalfitano.

Un punto de quiebre fue la disputa que tuvo, vía redes sociales, con el actual secretario de Seguridad y de políticas criminales, Eduardo Villalba. Los mensajes fueron subiendo el tono de la discusión y quedó claro que la relación era algo difícil de solucionar, a dos meses del inicio de la temporada estival.

Si bien desde el entorno del intendente Guillermo Montenegro aducen problemas familiares para dar una respuesta a la salida de Oroquieta, es bien conocido que había sufrido un importante desgaste en su función, con pocas respuestas a los pedidos de los vecinos, la crecida en los índices de la delincuencia y a un total de 28 crímenes desde que comenzó su gestión, sumado a la alta incidencia de robos, arrebatos, entraderas a domicilios y la proliferación de motochorros.

En su primera aparición pública, en diálogo con Telefé Noticias Mar del Plata, el propio funcionario enumeró una serie de logros de su gestión y allí mismo dio a conocer que su salida se debía a una complicación familiar producto de las consecuencias de la pandemia.

"(Horacio) Totó García es un excelente funcionario, con dilatada trayectoria. Tengo la tranquilidad que dejamos en muy buenas manos la secretaría de Seguridad, es alguien que aprecio mucho y sé que trabajará mucho por los vecinos", dijo Oroquieta en Canal 8.

Ahora llega el turno de García, una persona que no es marplatense y que, como Oroquieta, tiene que trabajar lejos de su mundo, con una ciudad que ha crecido, que tiene problemas en los barrios, reclamos de todo tipo y, como esto fuera poco, preparar el Operativo Sol junto al ministerio de Sergio Berni.

Otro de los puntos claves estará en darle al COM (Centro de Operaciones y Monitoreo) el rol por el cual fue creado, que cumpla las funciones de prevención y con operadores capacitados cumplir una función que busque articular con la policía y la creada Patrulla comunal.

Los números del CEMAED (Centro de Análisis Estratégico del Delito y la Violencia), serán para el ex director de Migraciones una tendencia a tener en cuenta: aumento del robo de motos, una situación que ya generó, meses atrás, una protesta de los repartidores de delivery, los más damnificados ante estos ilícitos.

De acuerdo a los números aportados en el último informe, sobre agosto y septiembre, hubo una suba del 40% en las sustracciones de estos vehículos. Sucedieron 196 robos de motos entre dichos meses, 68 en julio, una media de 30 casos mensuales más.

El robo a los comercios es otro ítem a no descuidar: hubo un incremento del 4,5%, pasando de los 77 casos de julio a poco más de 80 de los meses de agosto y septiembre.

Por último, donde se pudo observar otro incremento, aunque solo del 2%, fue en el robo automotor debido a que el bimestre agosto-septiembre tuvo 55 casos en promedio, uno más que los de julio.

Decididamente una tarea para nada sencilla la que te toca a Horacio "Totó" García. Fuera de su ciudad, de sus amigos, de sus costumbres, le espera una Mar del Plata que no es la que todos conocen en verano, sino un distrito amplio, que creció y no de la mejor manera y tiene un constante incremento de inseguridad que reflejan los números y la calle.

Comentarios