Quién es el marplatense, supuesto nuevo novio de Susana Giménez

Aníbal Arrarte Artigalas es oriundo de Mar del Plata, tiene 43 años y hace unos meses protagonizó un episodio por el cual quedó detenido.

Por Redacción

martes 10 de noviembre, 2020

Susana Giménez se encuentra desde hace unos meses instalada en su chacra en Uruguay junto a su hermano Patricio Giménez y sus mascotas y ahora también acompañada por su hija Mercedes Sarrabayrouse. Mientras disfruta de los días en familia y se recupera de la operación en el codo que tuvo hace unas semanas, habría encontrado el amor nuevamente o, al menos, una compañía.

El último fin de semana la diva fue con su hermano a un restaurante en Punta del Este donde brindó un show y allí fue vista muy contenta bailando con un hombre.

En un video que rápidamente se viralizó, aparece Susana vestida de rojo y, de un momento a otro, se acerca a la pista de baile luego de que una persona la invitara a bailar. De inmediato muchos comenzaron a especular por la identidad de este acompañante que le sacó una sonrisa a la figura de Telefe.

El viernes a la noche Susana estuvo en un recital que dio su hermano en un restaurante en Punta del Este. ¿Hace cuánto no vemos a Susana divertirse de esa manera? Éste sería el supuesto novio, pretendiente, amigo de Susana”, contó el periodista Daniel Ambrosino, que fue de los primeros en compartir la información.

El hombre en cuestión se llama Aníbal Arrarte Artigalas, tiene 43 años y es oriundo de Mar del Plata. Se dedica al negocio de las criptomonedas. Hasta ahí nada raro, salvo por el detalle de que este empresario en abril estuvo detenido.

Todo ocurrió cuando en medio de la cuarentena obligatoria, Artigalas grabó desde la costanera de Mar del Plata un mensaje indignado por las medidas que tomó el Gobierno para hacer frente a la pandemia y donde incitaba a la gente a salir a la calle.

En las imágenes que comenzaron a difundirse por WhatsApp en ese momento se observa al hombre en plena calle alentando a la gente a no respetar el aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Lo que nos están haciendo es romper la Constitución y hacer lo que se les cante, obligarnos a hacer lo que ellos quieran”, se lo escucha decir ofuscado.

En otra parte de la filmación agrega: “Arriba Argentina, arriba el resto el resto del mundo. Espero que sigamos en la misma sintonía, se terminó, ya está, no hay más. A salir a la calle”.

Claro que tras la repercusión que tuvo esto, la Policía lo detuvo por 24 horas. Si bien recuperó la libertad en un día, quedó imputado por infringir los artículos 205 y 239 del Código Penal de la Nación.

Fuente: TN

Comentarios