Bigua Rugby Club: "El Emsur determinó que había que extraer 29 árboles" en Parque Camet

Así lo indicó el presidente de la entidad deportiva, Sebastián Garro. Destacó que fueron los técnicos del Ente Municipal de Servicios Urbanos los que evaluaron el predio e indicaron que los ejemplares "están secos o corren riesgo de desprendimientos"

Por Redacción

miércoles 11 de noviembre, 2020

Luego de que vecinos de Las Dalias denunciaran la "tala indiscriminada" de árboles en Parque Camet, desde el Bigua Rugby Club explicaron que el Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur) otorgó los "permisos de poda y extracción" para los 29 ejemplares de eucalipto.

Además, destacaron que, ante el reclamo de los vecinos detuvieron la poda y dejaron a responsabilidad del Municipio la tala de los árboles, que, según los técnicos, son altos, viejos, están secos y tienen riesgo de desprendimiento.

Esta mañana, ante nuevas quejas, Sebastián Garro, presidente de Biguá, dijo: "No entiendo a este grupo de vecinos. Ya les mostramos los permisos, dejamos de extraer los árboles e igual siguen con esta movida. No sé qué hay atrás".

"Esos árboles que están sobre la calle Gandhi, llegando a Beltrán, tuvieron desprendimientos el año pasado y cayeron ramas sobre la cancha. Como era un día de tormenta no estábamos entrenando, pero, si hubiera sido un día normal, ahí hubiera sido un desastre", explicó.

Y detalló, sobre los premisos: "Aprovechando que estaba la pandemia y no estábamos usando el club, mandamos una carta al Emder, donde pedimos que releven esos árboles y es el ente el que hizo una nota, la elevó al Emsur. Sus técnicos los que vinieron, evaluaron el perímetro y determinaron que había que extraer 29 árboles".

"El técnico nos hizo una nota con un permiso de poda y extracción de esos 29 árboles, firmada por los directivos del Emsur. De ese total, no llegamos a extraer ninguno. Lo único que hicimos fue bajarlos para después sacarlos", agregó.

"Como vimos que había mucha animosidad de los vecinos paramos la poda y le pedimos al Emsur que, si en verdad hay que sacarlos, los saquen ellos con sus máquinas y la gente de la municipalidad", afirmó.

"Llevamos plantados 240 árboles e hicimos 800 metros de riego por goteo. La idea era sacar esos árboles y poner otros que no pongan a los vecinos en riesgo. Es peligroso para el Club y para las casas que están en el perímetro. Son árboles de cien metros, que, según el Emsur, están secos o corren riesgo de desprendimientos", concluyó.

Comentarios