Game of Thrones casi le arruina la vida a Jason Momoa

Hizo sólo diez capítulos de la exitosa serie, pero lo marcó de un modo inesperado e indeseado.

Por Redacción

lunes 16 de noviembre, 2020

El éxito mundial de Game of Thrones funcionó como trampolín para la mayoría de los actores de la serie. Pero no para todos. Un contraejemplo es Jason Momoa, que le dio vida a Khal Drogo en las dos primeras temporadas y dice que su trabajo en la épica fantasía fue un obstáculo para su carrera.

El actor nacido hace 41 años en Hawaii declaró a la revista InStyle que estaba “completamente endeudado” cuando terminó su trabajo en la serie. Ahí hacía del rudo pero tierno marido guerrero de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke).

Pero su papel sólo duró diez capítulos: nueve de la primera temporada y uno de la segunda. Pronto, Drogo moría y Momoa se quedaba desocupado y, lo que es peor, encasillado para el futuro.

“Khal Drogo me ayudó y me perjudicó a la vez. Me volvió popular, pero mucha gente no sabía que yo podía hablar inglés, lo cual es un poco loco, porque venía actuando desde hacía tiempo”, contó.

Es que Drogo casi no hablaba y, cuando lo hacía, se expresaba en dothraki, el lenguaje inventado para la tribu bárbara que él gobernaba en Game of Thrones.

Ahora fue un poco más allá en la pintura del paisaje personal posterior al éxito de HBO. “Estábamos muriéndonos de hambre después de Game of Thrones. No podía conseguir trabajo. Es todo un reto cuando tenés bebés y estás completamente endeudado”, contó.

Cabe recordar que Momoa está casado con la también actriz Lisa Bonet, ex del cantante y diseñador Lenny Kravitz, doce años mayor que él. Viven junto a sus dos hijos en la casa de Topanga Canyon (Los Ángeles) por la que se endeudó. Los chicos, Nakoa-Wolf (11) y Lola (13), para la época de Game of Thrones eran casi recién nacidos.

Joseph Jason Namakaeha Momoa no pierde ocasión de explayarse sobre su agridulce experiencia en la que tal vez sea la serie más exitosa de la historia. Hace unos meses En una entrevista hace unos meses para Entertainment Weekly, ya explicó cómo Khal Drogo lo marcó en el mal sentido.

“Durante un tiempo después de la serie, mucha gente me encasilló. Y me dolió mucho. Pensaban que no hablaba inglés. No entendían que estaba interpretando a un personaje. No soy como Drogo”, contó.

No es la primera vez que le pasa. Su primer trabajo como actor fue a los veinte años en Baywatch: Hawaii y, según él mismo dijo, tras trabajar en esa serie nadie lo tomaba en serio: “Ni siquiera pude conseguir un agente durante tres o cuatro años”.

Pero a la larga logró superar ese obstáculo. También el de Game of Thrones: “Hice un buen trabajo, y después pude producir y dirigir mi propia película (Road to Paloma, 2014), y eso me ayudó a tener mi propia serie, The Red Road, un programa que amé y me permitió hacer algo diferente que el personaje de Khal Drogo”.

En 2016 fue elegido para hacer de Aquaman en la Liga de la Justicia, y en 2018 protagonizó la propia película del Rey de los Mares, que tendrá su secuela en 2022. Además aparecerá en otros proyectos, como la miniserie de la Liga de la Justicia que mostrará el corte del director original de la película, Zack Snyder. Y también en Dune, con Josh Brolin y Javier Bardem, entre otros.

Fuente: Clarín

Comentarios