MIRÁ EL VIDEO

Perla Norte: "Violencia es dejar sin espacio público a la gente y privatizar el 90% de las playas"

Así lo indicó Mariano Gemin, referente de la asamblea "En defensa de las playas públicas", tras los destrozos que provocó un grupo en un balneario privado. Explicó que la agrupación convocó a una movilización pacífica, pero que la indignación de la gente es "entendible".

Por Redacción

lunes 16 de noviembre, 2020

A pocos días del inicio de la temporada de verano, manifestantes se movilizaron este domingo por la tarde en la costa de Mar del Plata para reclamar por más playas públicas y rechazar la privatización de este tipo de espacios. Sin embargo, lo que comenzó como una protesta pacífica, escaló cuando un grupo más radicalizado ingresó a un balneario de Perla Norte y derribó cercos perimetrales e hileras de carpas.

Las imágenes de los daños provocados se viralizaron rápidamente y no sólo motivaron la presencia de la policía en la zona, sino que provocaron múltiples reacciones. Ante el cuestionamiento de sectores políticos, concejales, vecinos, organizaciones y el Municipio, las agrupaciones salieron al cruce y, aunque afirmaron que no pretendían que terminara así, destacaron: "Violencia es dejar sin espacio público a la gente y privatizar el 90% de las playas".

La convocatoria fue lanzada en los últimos días a través de redes sociales y logró reunir a más de 300 personas en lo que significó la mayor movilización en defensa de las playas públicas que vio la ciudad. Agrupaciones, partidos políticos y autoconvocados, se concentraron desde las 16 en la zona de Perla Norte con carteles e interrumpieron la circulación vehicular en una de las manos de la avenida costanera Félix U. Camet.

Mariano Gemin, referente de la asamblea "En defensa de las playas públicas", sostuvo: "La mayoría de la gente se convocó pacíficamente. Se logró cortar la Av. Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos y fue histórico para Mar del Plata porque es el primer reclamo masivo en contra de la privatización de las playas públicas".

Explicó que la ONG no está a favor de la violencia, no participó de los destrozos y no está en contra de la actividad de los balnearios, pero que “en el contexto sanitario actual y de crisis económica no se puede priorizar el espacio privado por sobre lo público". "Nos solidarizamos con el concesionario en el sentido de que no promovemos la violencia, no estamos de acuerdo con lo que pasó, pero entendemos la indignación de la gente. Hace ocho meses no están diciendo que mantengamos distancia social y nos dejan sin espacio público en la arena", afirmó.

Y agregó: "No se está garantizando el distanciamiento social en ninguna de las playas porque se está priorizando el negocio privado por sobre lo que es el espacio público. No estamos en contra de la actividad, entendemos que da trabajo, pero también comprendemos que no se puede priorizar el espacio privado por sobre lo público".

Sobre la problemática en particular, detalló: "Cuando el Emtur hace los pliegos de concesión, por 15 o 20 años, no tiene en cuenta la dinámica costera, que es la erosión, que se va llevando playa. Se autorizan determinada cantidad de unidades de sombra. Es entendible la postura de los concesionarios porque ellos están en el marco legal, pero el Municipio nunca tuvo en cuenta esto, por lo tanto, el problema de la erosión sumado al contexto sanitario nos deja sin espacio público".

En este sentido, destacó que "por ley no se cumple la línea de rivera, que no se actualiza desde hace quince años" y que, según el código civil, "se debe garantizar, por lo menos, 15 metros de frente de playa de espacio público".

Finalmente, anticipó que entienden que "hubo una denuncia penal contra algunas personas" y remarcó: "Las personas están indignadas. Nosotros no promovemos la violencia, pero hay veces que no se puede controlar. Éramos más de 300 personas ayer, de muchas agrupaciones, y, sin embargo, un grupo más radicalizado fue el que bajo e hizo lo pasó. La mayoría de la gente no estuvo de acuerdo".

"Hicimos una medición de imágenes satelitales donde constatamos que el 90% de las playas están privatizadas. No queda espacio público cuando sube la mareaViolencia es dejar sin espacio público a la gente y privatizar el 90% de las playas. Pasa en Perla Norte, en Mogotes, en el Sur, pasa en toda la costa de Mar del Plata", concluyó.

Comentarios